Cambió su versión: padre de Sofía Cadavid dice que él no mató a la niña

Diego Cadavid, principal sospechoso de la muerte de su hija Sofía Cadavid, rompió su silencio durante una entrevista y ahora asegura que no asesinó a la bebé de 18 meses, como inicialmente había indicado en su declaración a la Fiscalía General de la Nación. Cadavid aseguró que antes del crimen otra persona lo drogó. 

“Con respecto a lo que pasó con mi hija. Fui drogado. Iba a llevarla derecho a la casa donde vive Luisa y a partir de ahí perdí la noción del tiempo, espacio y decisiones. No recuerdo nada de lo que paso”, dijo en declaraciones al portal de noticias Mi Oriente. 

Además Cadavid aseguró que tras ser drogado, también sufrió varios golpes, pues al recuperar la conciencia tenía varios hematomas en algunas partes del cuerpo. Señala que un limpiador de vidrios le arrojó algo en un semáforo. 

“Tengo la cabeza llena de chichones y varias laceraciones en el cuello, como si me hubiera peleado con alguien. Yo sería incapaz de atentar contra la vida de mi hija, me la hubiera quitado yo primero. A la gente le digo que yo no fui, los entiendo y que no juzguen sin conocer los hechos. La conciencia la tengo tranquila”, agregó en sus declaraciones el padre de Sofía. 

Finalmente Diego Cadavid aseguró que si bien había tenido problemas con la familia de su exesposa, la madre de la niña, no sería capaz de matar a la menor. 

Sus declaraciones contrastan con las versiones de un tío de Sofía, quien explicó que su hermana dejó a Diego hace seis meses por los constantes abusos físicos a los que sometía a ella y a la niña. 

La Fiscalía, por su parte, maneja la hipótesis que el padre de la niña la asesinó para cumplir una amenaza contra la mamá de Sofía.