Caso Sara Sofía: su búsqueda se enfoca en el río Bogotá y Salto del Tequendama

Luego de varios días de búsqueda de la pequeña Sara Sofía Galván por parte de las autoridades en las aguas del río Tunjuelito, la indagación concluyó que no fue encontrada ninguna evidencia que indicara que el cuerpo de la menor de edad esté allí.

De acuerdo a las autoridades, la investigación permite iniciar una nueva búsqueda en aguas del río Bogotá y del Salto del Tequendama.

Cabe anotar que lo que se conoce hasta el momento sobre esta nueva búsqueda, es que es resultado de un análisis a la versión que indica que Sara Sofía murió y su cuerpo fue lanzando por su propia madre, identificada como Carolina Galván, y su cómplice, su pareja Nilson Díaz.

Las autoridades concluyeron que con la corriente constante de agua, el cuerpo de la menor pudo haber sido desplazado a gran distancia del punto inicial, donde fue arrojado. 

Otro elemento que contemplan los investigadores tiene que ver con el clima, que durante las últimas semanas ha sido protagonizado por fuertes lluvias, lo que habría provocado mayor corriente y crecentes que terminarían llevando a las aguas del río Bogotá o del Salto del Tequendama.

Con base a estas conclusiones las autoridades adelantan una nueva búsqueda por estos ríos, mientras otro grupo de investigadores busca en Bogotá, con la esperanza de encontrar alguna pista que permita conocer el verdadero paradero de la pequeña Sara Sofía, quien está desaparecida desde el mes de febrero.