Colombia expulsó a diplomáticos rusos acusados de espionaje, y Moscú ya respondió

Este martes las relaciones entre Colombia y Rusia viven un momento de tensión, por cuenta de las acusaciones de espionaje presentadas por el Gobierno de Iván Duque contra dos funcionarios de la embajada rusa en Bogotá.

De acuerdo a información de la Dirección Nacional de Inteligencia, los diplomáticos en cuestión son dos terceros secretarios que habrían realizado un trabajo de recopilación de información sobre la infraestructura nacional colombiana (red eléctrica, instalaciones petroleras y centrales hidroeléctricas).

Migración Colombia confirmó que dichas personas salieron del país el pasado 8 de diciembre.

“En efecto el pasado 8 de diciembre abandonaron territorio nacional dos ciudadanos extranjeros de nacionalidad rusa, que servían a la embajada de ese país en nuestro territorio. Las razones que motivaron este abandono son ajenas a Migración Colombia y competen a razones de estado que prefiero no referirme. Sin embargo, confirmamos que en efecto estos dos funcionarios abandonaron territorio ese día”, dijo la entidad.

A su turno, el presidente Iván Duque se refirió al tema, y expresó que por haber violado los protocolos de la Convención de Viena, esto funcionarios rusos fueron obligados a dejar el país.

“Cualquiera que esté por fuera de los principios de esa convención tendrá que salir del país. Quien viola los principios de la convención de Viena no puede estar en representación diplomática”, dijo el mandatario en entrevista al canal NTN24.

Sin embargo, el presidente Duque aseguró que pese a este episodio, Colombia sigue trabajando para mantener sus buenas relaciones con el gobierno ruso.

Tras la expulsión de sus diplomáticos, la administración del presidente Vladimir Putin respondió expulsando a dos funcionarios de la embajada de Colombia en Moscú.

La canciller Claudia Blum confirmó que la decisión del Gobierno Nacional “ha sido respondida recíprocamente por el gobierno de la Federación Rusa al disponer, a su vez, el retiro de dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú”.