Comenzaron versiones de exjefes de las Farc-EP en caso de reclutamiento de menores

Este miércoles los exjefes de la extinta guerrilla de las Farc EP empezaron a rendir versión ante la JEP dentro del caso 07: ‘Reclutamiento y utilización de niñas y niños en el conflicto armado’.

El primero en comparecer fue Pablo Catatumbo Torres Victoria, quien comandó el Bloque Occidental de las Farc. 

Las primeras 15 versiones que recogerá la Sala de Reconocimiento de Verdad tienen como objetivo ahondar en las decisiones que se tomaron desde las directivas de las Farc- EP frente al reclutamiento de niñas y niños menores de dieciocho años. Por eso, entre los primeros citados se encuentran los exintegrantes del Estado Mayor Central y el Secretariado entre 1978 y 2007.

Una de las razones que tuvo en cuenta la magistratura para convocarlos a la primera ronda de versiones tiene que ver con la posibilidad real que tuvieron estos exjefes guerrilleros de influir en la toma de decisiones relacionadas con el reclutamiento, como régimen de vida y disciplinario, sanciones y definición de instancias de control.

Esto, en la medida de que la gran mayoría participó de las VI, VII, VIII y IX Conferencias Nacionales Guerrilleras y los Plenos del Estado Mayor Central de 1997 y 2000, donde se perfiló esta práctica.

Según los informes presentados ante la Sala, el Estado Mayor Central y el Secretariado fueron los encargados de concretar y hacer seguimiento a los planes de copamiento territorial del grupo armado, dar directrices para su expansión y definir, promover o aplicar sanciones a ciertos mandos, o ratificar aquellas que se aplicaron por parte de los frentes y bloques.

Así las cosas, el Secretariado proponía las tesis a estudiar y en las conferencias se definían los documentos rectores de la estructura armada, como estatutos y reglamentos del régimen disciplinario. En los informes recibidos por la JEP, se afirma, por ejemplo, que en una base de datos contenida en los computadores del Bloque Oriental se encontraron 286 registros de personas que ingresaron siendo menores de 18 años y murieron dentro de la organización. De este grupo, 60 fueron fusilados después de consejos de guerra y ocho se suicidaron.