Corte Suprema establece que administradoras de pensiones no pueden negarse a afiliar a personas de la tercera edad

La Corte Suprema de Justicia resolvió que las administradoras de pensiones no pueden negarse a afiliar a las personas de la tercera edad, debido a que estarían vulnerando los derechos de ese grupo de ciudadanos.

Es de mencionar que este pronunciamiento lo hizo la Sala Laboral al proteger los derechos de una mujer de 83 años, a quien Colpensiones le había negado su afiliación, requisito necesario para que su empleador le pagara aportes que le debía por 20 años de trabajo.

Se conoció que la mujer había ganado un proceso laboral contra su empleador, con quien tuvo un contrato de trabajo entre el 1 de abril de 1991 y el 1 de enero de 2011.

En ese proceso, la justicia ordenó al empleador a pagarle los aportes al fondo de pensiones por el tiempo en el que laboró con él “liquidado con base en el salario mínimo legal de cada año”.

Sin embargo, esos pagos no se habían hecho efectivos porque las administradoras de pensiones le habían negado la posibilidad de afiliarse, por ser una persona de la tercera edad.

La Corte Suprema al estudiar su caso, con ponencia del magistrado Gerardo Botero, ordenó a Colpensiones afiliar a la mujer mayor de edad. 

“Es abiertamente discriminatorio impedir que una persona acceda al sistema de seguridad social a partir de estereotipos negativos por pertenecer a una generación o tener una determinada edad”, determinó la sentencia.