Cultivos de coca en Colombia tuvieron una ligera disminución en 2018: ONU

De acuedo a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), las áreas sembradas con cultivos de coca bajaron de 171.000 a 169.000 a corte de 2018. Pese a eso, Colombia sigue siendo el principal productor de hoja de coca en todo el mundo.

La situación de estabilidad se debe a un efecto de compensación porque los cultivos se redujeron en 9 departamentos, pero incrementó en Norte de Santander, Bolívar y Cauca y esto equilibró la balanza por lo cual las cifras de reducción no hicieron el peso que el Gobierno esperaba», afirmó Pierre Lapaque, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, con quien el presidente Duque se reunió momentos antes de la presentación oficial del informe.

En Colombia se mantienen los niveles de cultivo de coca más altos y por ello el Gobierno garantizó que seguirá trabajando en ese problema, resaltando que por primera vez en cinco años se estanca la tendencia de crecimiento exponencial en los cultivos de coca del país. Duque hizo énfasis en que la tendencia de crecimiento de las áreas sembradas de la administración pasada se revirtió y dijo que «se evidencia una estabilización en el problema que tanto ha afectado al país».

«El mensaje central que nos presenta hoy este reporte es que hay un encuentro frente al reporte que también se presentó semanas atrás por parte del Gobierno de los Estados Unidos, en el sentido que en el año 2018 se quebró esa tendencia de crecimiento exponencial y se presentó también una reducción que es leve si se mira solamente desde el punto de vista porcentual, pero hay que mirarlo contrafactualmente de qué hubiera ocurrido si no se hubieran presentado estas políticas, el crecimiento hubiera seguido siendo naturalmente preocupante», dijo el presidente Duque.

El informe detalla aspectos relevantes, como que 22 departamentos están afectados por cultivos de coca, y que en unos hubo reducción y en otros, incremento. Se celebra que en Nariño, Putumayo, Guaviare, Chocó y Meta haya una disminución importante; y preocupa que en Bolívar, Norte de Santander y Cauca se registren incrementos no menores. Nariño sigue siendo el departamento con mayor afectación (41.903 hectáreas), pese a presentar una reducción del 8 % en el área sembrada.