Defensoría del Pueblo había advertido por riesgo de masacres en Betania

A través de una Alerta Temprana el pasado 28 de agosto, la Defensoría del Pueblo había advertido de la sobre masacres en los municipios de Andes, Jardín, Hispania, Ciudad Bolívar, Salgar y justamente Betania, donde se presentó una masacre que terminó con la vida de ocho recolectores de café y dejó al menos dos personas más heridas.

«El riesgo en la zona está determinado por la dinámica de actuación de los grupos sucesores del paramilitarismo autodenominados las AGC y La Oficina, y la disputa entre estos en su interés por obtener el control de las rentas legales e ilegales que se establecen en los municipios», señaló la Defensoría.

Además, menciona la entidad que esa región (San Juan) es distinguida por su alta producción cafetera, y la época actual de cosecha hace profundizar estos enfrentamientos por el control de las plazas de narcomenudeo. No en vano, la finca donde se presentó la masacre, ‘la Gabriela’, es la más grande de todo Betania.

«El homicidio es uno de los delitos de mayor impacto en los municipios que conforman la región, identificándose como una de sus modalidades, la perpetración de homicidios múltiples o masacres. Estos municipios se ubican en la subregión del suroeste de Antioquia, territorio en donde se concentran las masacres en el departamento de Antioquia», advirtieron.

Precisamente, la Defensoría ha registrado en lo corrido del año seis masacres en esta región que desde finales de agosto fue alertada. Por ello, la institución insistirá ante el Ministerio del Interior y la Procuraduría General en que se cumplan las recomendaciones realizadas en términos de prevención, protección y respuesta institucional en estas zonas de riesgo.