Desarticulada red señalada de utilizar vuelos chárter para sacar cargamentos de cocaína a Estados Unidos

Personas con experiencia y reconocimiento en el sector aeronáutico se habrían asociado para conformar una red criminal señalada de sacar del país toneladas de clorhidrato de cocaína en vuelos chárter y aeronaves que ofrecían traslados con fines turísticos.

La estructura narcotraficante quedó en evidencia gracias a la acción investigativa articulada de la Fiscalía y la Dirección Antinarcóticos de la Policía, y el apoyo de la agencia estadounidense DEA.

Ocho de sus presuntos integrantes fueron capturados en diligencias realizadas en Bogotá, Cartago (Valle del Cauca), Soledad (Atlántico), Villavicencio (Meta), y Nuquí, Bahía Solano y Quibdó (Chocó).

Las aeronaves, al parecer, eran abastecidas y acondicionadas para ocultar los estupefacientes y mejorar su autonomía de vuelo en hangares del aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla.

Posteriormente, eran trasladadas a zonas costeras de Sucre y Chocó, donde, supuestamente, las cargaban con la sustancia estupefaciente y coordinaban su salida a Estados Unidos y países de Centroamérica.

De acuerdo con el material de prueba, los chárter, en su mayoría, despegaban del aeropuerto de Nuquí (Chocó) y pistas clandestinas ubicadas en el corregimiento de Corral Viejo, en San Benito de Abad (Sucre).

Uno de los presuntos articuladores del andamiaje ilícito fue identificado como Luis Fernando Heredia Bermúdez, alias Feria, gerente de una agencia de servicios aeronáuticos que cubre rutas en el Pacífico colombiano. Este hombre sería el encargado de agendar los planes de vuelo de las aeronaves que llevaban los alijos de cocaína.

Los otros detenidos son: Daniel Alfonso López Lopera, alias El Capi. Piloto profesional, quien supuestamente tripulaba los aeroplanos cargados con estupefacientes; Freiman Elías Arango Vásquez, alias Gallo. Controlador aéreo del aeropuerto de Nuquí (Chocó).

Héctor Alonso Camacho Klinger, alias Héctor; y Julián Alberto Castro Garcés, alias Julián. Despachadores y controladores de una aerolínea en Nuquí (Chocó); Jhon Alan Novoa Rodríguez, alias Llanero, supuesto enlace entre la estructura y los contactos narcotraficantes en el extranjero; José Alfonso Burgos González, alias Josecillo. Técnico en aviación y Luz Stella Acevedo Martínez, alias Luz, presunta encargada de ofrecer dádivas a diferentes autoridades para que permitieran la salida de las aeronaves.

Un fiscal les imputó el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado. Alias Luz aceptó su responsabilidad en los hechos y seguirá vinculada a la investigación.

Los otros siete procesados rechazaron el cargo en su contra y, por disposición de un juez de control de garantías, deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

En desarrollo de la investigación a esta estructura le fueron incautadas dos aeronaves y más de media tonelada de clorhidrato de cocaína.