Estudiantes de pregrado de la Universidad Distrital de Bogotá no pagarán matrícula en 2021

Cerca de 27 mil estudiantes de pregrado de las cinco facultades que integran la Universidad Distrital de Bogotá no pagarán matrícula en 2021.

Esto, gracias al aumento presupuestal de un 6,9 % por parte del Distrito para el 2021, que equivale a más de 16 mil millones de pesos con respecto a 2020.

“Bogotá cierra el año con buenas noticias para los cerca de 27 mil estudiantes de pregrado de las cinco facultades que integran la Universidad Distrital: gracias a la destinación aprobada por el Concejo de Bogotá de $261.570.771.000 para el año 2021, un 6,9 % más que en 2020 cuando se invirtieron $244.689.781.000, la universidad de los bogotanos garantizará la implementación de la matrícula cero al 100 % de sus estudiantes de pregrado”, señaló la Alcaldía.

Esta decisión del Consejo Superior Universitario, constituye un hito para la educación superior del país, atendiendo un llamado histórico de las comunidades universitarias para el mejoramiento de las condiciones socioeconómicas de los jóvenes y sus familias.

Es preciso señalar que un 72% del presupuesto total de la Universidad Distrital está conformado por aportes de los impuestos de los bogotanos y que el aumento realizado para el año 2021 supera ampliamente el mínimo de incremento establecido por la Ley.

De igual manera, en la sesión del CSU del día de hoy, el Gobierno nacional a través del Ministerio de Educación, informó que para el 2021 la Universidad también contará con el giro de recursos para la exención de matrícula equivalente a los 2.612 millones de pesos.

La ‘matrícula cero’, que ya se había aprobado para el segundo semestre de 2020, se suma a otras decisiones adoptadas por el Consejo Superior Universitario, máximo órgano de dirección y gobierno de la institución y que es presidido por la alcaldesa Claudia López, se suma a otras medidas adoptadas en el año 2020 orientadas al objetivo del Gobierno Distrital de fortalecer la universidad.

Entre ellas, medidas de apoyo a los estudiantes de posgrado con descuentos y alivios en el valor de la matrícula; la implementación de garantías académicas y apoyos de conectividad y medidas de bienestar como el bono de apoyo alimentario.

Asimismo, la creación y puesta en marcha de la Asamblea Universitaria; la compra de una nueva sede para la Facultad de Artes; la contratación de la auditoría integral; la creación de nuevos programas de postgrado; la inclusión de una agenda para el fortalecimiento de políticas de inclusión y de atención a violencias de género, entre otras.