Fiscalía acusó formalmente a uniformados que interceptaron al ‘Ñeñe’ Hernández

La Fiscalía General de la Nación acusó formalmente a los uniformados que adelantaron las interceptaciones ilegales de las líneas telefónicas de cinco de sus compañeros, dentro de la investigación que se adelantaba contra el ganadero José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández, por un homicidio.

Se trata del mayor Jeferson Tocarruncho y al sargento Wadith Velázquez, los cuales fueron imputados por los delitos de violación ilícita de comunicaciones en concurso heterogéneo con utilización ilícita de redes y comunicaciones, falsedad ideológica de documento público y fraude procesal, cargos de los que se declararon inocentes.

“La Fiscalía General de la Nación acusa formalmente al señor Jefferson Fabián Tocarruncho, por la comisión de los delitos ya mencionados como determinador de esas conductas y al señor Wadith Miguel Velázquez García, como autor material de los siguientes delitos: violación ilícita de comunicaciones en concurso homogéneo y sucesivo en cinco hechos, teniendo en cuenta que son cinco las interceptaciones y cinco las víctimas de esta actividad delictiva en concurso heterogéneo de utilización ilícita de redes de comunicaciones en concurso con el delito de falsedad ideológica en documento público y en concurso heterogéneo con el delito de fraude procesal”, explicó.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, el mayor Tocarruncho le habría ordenado al sargento Velásquez, interceptar ilegalmente los celulares de sus compañeros Pedro Cita, Yeferson Santiesteban, Edwin Calderón, Alejandro Garzón Fuentes y Carlos Rodríguez. 

En medio de las ‘chuzadas’, supuestamente, se implementaron traslados sorpresivos como represalias por denunciar ante la Procuraduría.

La audiencia preparatoria se realizará el lunes 7 de diciembre a partir de las 8:30 de la mañana.