Fiscalía impacta bienes del ELN que estaban a nombre de presuntos testaferros

El Grupo de Rastreo de Activos Ilícitos –Grai–, adscrito a la Delegada para las Finanzas Criminales de la Fiscalía General de la Nación, propinó un duro golpe al patrimonio ilegal del Frente de Guerra Nororiental del ELN.

Gracias al trabajo conjunto de la Fiscalía, el Ejército Nacional y la Unidad de Información y Análisis Financiero –Uiaf–, fueron identificados y afectados con fines de extinción de dominio 438 bienes, entre inmuebles, muebles y semovientes que habrían sido adquiridos con dineros producto del narcotráfico y otras actividades criminales.

Las propiedades, cuyo valor asciende a 35.000 millones de pesos, estaban en cabeza de una red de presuntos testaferros, conformada por personas que posaban como grandes ganaderos o hacendados para darles apariencia de legalidad a los activos ilícitos.

Estos bienes fueron ocupados en Bucaramanga, Piedecuesta y Floridablanca (Santander); Ocaña, Teorama y Convención (Norte de Santander); y La Gloria, Pelaya, Tamalameque y Río de Oro (Cesar), zonas de injerencia de Wilber Villegas Palomino, alias Carlos el Puerco, cabecilla del Frente de Guerra Nororiental del ELN.

Los inmuebles y semovientes quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales para su administración.