«Hubo constante comunicación con Policía, Ejército y DAS para conformar las autodefensas»: Mancuso

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso rindió testimonio ante la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín, en el marco del proceso contra el también exparamilitar Fernando Murillo, alias Don Berna.

En la diligencia celebrada desde una cárcel en Estados Unidos dijo, entre otras cosas, que las autodefensas fueron apoyadas por distintas entidades del Estado de la época.

“Hubo constante, permanente comunicación con las diferentes entidades, militares, Policía, Ejército y el DAS, para poder conformar un grupo de autodefensas.  Me explico en esto que es bien importante: un grupo de autodefensas no podía crearse en ninguna región del país si no había apoyo de las instituciones del Estado y de las sociedades que componían esas regiones en las diferentes zonas del país”, dijo.

Por ello, indicó, inicialmente necesitaban apoyo militar, porque “sin ese apoyo era imposible llegar y entrar”. 

“De ellos teníamos una información inicial y el resguardo para protegernos porque cuando estábamos rompiendo territorio, las tropas que entraban no eran suficientes para enfrentar el grueso de guerrilla que existía en la zona, entonces teníamos que unirnos y estar en combinación para apoyarnos los unos a los otros, por eso es que esos grupos crecían al lado de donde estaban las fuerzas militares en ese momento”, expresó.

Mancuso aseguró que las Convivir fue el grupo paralimitar con más apoyo de esas entidades.

“Cuando las Convivir, era fantástico porque los miembros de las Convivir podían entrar a la Policía, Ejército y el DAS cuando quisieran y a la hora que quisieran, no pasaba nada y de esa manera era más eficiente. Por eso usted observa que las Convivir estaban prácticamente dentro de la Brigada 17”, añadió.

Sobre los homicidios de Eduardo Umaña, Elsa y Mario, Jaime Garzón y Jesús María Valle, el exjefe paramilitar manifestó que “eran, en su gran mayoría, pedidos que venían desde el Estado”.

“Las mismas autoridades nos daban los listados para dar de baja, de imponer la pena de muerte, personas que eran señaladas por la fuerza pública de reiterar en casos de delincuencia menor o cuatreros», señaló.