Indígenas desplazados permanecen en un campamento en el parque Tercer Milenio de Bogotá

Desde hace ocho mesesun centenar de indígenas desplazados por el conflicto armado en Colombia permanecen en un campamento improvisado en el parque Tercer Milenio de Bogotá a la espera de que la Alcaldía les provea de alojamientos definitivos durante la pandemia del coronavirus.

Se conoció que las familias están huyendo de los enfrentamientos entre grupos ilegales en los departamentos de Risaralda y Chocó, pero una vez que comenzó la emergencia sanitaria quedaron a la intemperie y sin ingresos.

«A principios de enero nos brindaron un techo y alimento por 90 días. Cuando terminó este contrato, la familia embera, que no tiene empleo, se quedó sin dinero para pagar su techo», comentó Eduardo Mamundie, secretario de la comunidad embera chamí.

Asimismo explicó que por la crisis declarada debido al coronavirus, los pocos ingresos que devengaban se agotaron y las ayudas entregadas por la Alcaldía de Bogotá resultaron insuficientes.