Ministro de Defensa afirma que la mayor amenaza que enfrenta el país es el narcotráfico

Luego del requerimiento de los relatores de la ONU al presidente Iván Duque de no realizar la fumigación aérea, por considerar que la aspersión con glifosato pone en riesgo los Derechos Humanos y el medio ambiente, el ministro de Defensa, Diego Molano, habló al respecto y dijo que la mayor amenaza del país es el narcotráfico y que por tal razón se debe atacar toda su cadena de valor con la erradicación y aspersión.

«El año pasado se lograron erradicar de manera manual 130 mil hectáreas de coca en el país, pero pese a esta acción se siguen registrando acciones violentas por culpa del narcotráfico, muertes de líderes sociales, amenazas a campesinos y desplazamientos de familias por parte de los grupos armados», expresó el funcionario del Gobierno.  

De igual forma, señaló que se deben ejecutar proyectos alternativos para los cuales están destinados más de $700 mil millones.  

«Consideramos que la aspersión es importante cumpliendo lo indicado por la Corte Constitucional, por el Ministerio del Medio Ambiente, sabemos que se debe evitar una fumigación en resguardo, en zonas de reserva, evitar realizar la actividad en donde hay cuerpos de agua. En fin, cumpliendo lo que exige la ley», recalcó.  

Por último, el ministro de Defensa, Diego Molano, afirmó que el objetivo principal del Gobierno Duque es destruir toda la cadena del narcotráfico, y que para cumplir con ello, es viable la erradicación y aspersión en la zona del Catatumbo y en aquellas donde se requiera, ya que “los cultivos de coca y los laboratorios para el procesamiento de clorhidrato de cocaína, son la causa de la violencia que enfrenta el país”.