Niños de jardín infantil resultaron afectados por disturbios en Pasto

Más de 30 niños de un jardín infantil vivieron momentos de pánico luego de quedar en medio de una lluvia de piedras lanzadas por manifestantes durante las protestas del paro nacional en Pasto.  

Esta situación obligó a que más de 20 gestores de paz de la administración municipal se unieran con un grupo de voluntarios de la Cruz Roja para hacer de escudos humanos para evacuar a los pequeños.

Ricardo Gómez, coordinador de los Gestores de Paz de la Alcaldía de Pasto, dijo que los menores de edad sí estuvieron en inminente peligro, pues la confrontación proseguía a pesar que los niños lloraban desconsoladamente.

“Esto no importó a ninguna de las dos partes”, aseguró el coordinador de los Gestores de Paz.

Además, agregó que los pequeños salían de un jardín infantil cuando se iniciaron los enfrentamientos en una reconocida calle del barrio San Felipe.

“Fueron minutos eternos porque los manifestantes no paraban de tirar piedras y los agentes respondían con gases y los niños en medio de esa confrontación”, narró.

Por fortuna ninguno de los menores salió lesionado, aunque algunos se vieron afectados levemente por el humo de los gases.

Además, después de varios minutos, se logró hacer un corredor humanitario para sacar ilesos a los infantes que fueron trasladados a un punto neutral y entregados sanos y salvos a sus padres.