No hubo desapariciones forzadas en la toma al Palacio de Justicia: Fiscalía

Cinco años después de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara a Colombia por las desapariciones ocurridas durante la operación de retoma del Palacio de Justicia, el Estado consiguió un argumento para apelar esa sentencia; no hubo desapariciones forzadas ese día.

En su momento, la CIDH acusó al estado colombiano de haber torturado y desaparecido forzadamente a por lo menos 11 personas que habían salido con vida del Palacio y de quienes después no se tuvo más noticia durante mucho tiempo. Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación controvierte esa versión.

Para el fiscal investigador designado al caso, Jorge Ricardo Sarmiento, lo sucedido hace 33 años en realidad obedeció a errores en la identificación y entrega de los cuerpos de las víctimas.

«Los hallazgos que Medicina Legal junto con la Fiscalía ha alcanzado en los últimos cinco años nos permiten afirmar que no fueron casos de desapariciones forzadas, fueron casos de malas identificaciones o de cuerpos mezcladas. Es decir, estas 11 personas que supuestamente habían sido desaparecidas realmente habían sido mal entregadas o mal identificadas en el año 1985», dijo Sarmiento.

Para el ente investigador, lo que realmente pasó después de la retoma del Palacio de Justicia fue que hubo fallas científicas y de investigación presentadas en la época de los hechos y que ahora el Instituto de Medicina Legal reconoce a través de su directora, Claudia Adriana García. En esa época «haciamos identificaciones con huellas dactilares, pero estos cuerpos no todos tenían huellas», explicó la funcionaria.

Estos fallos técnicos derivaron en errores a la hora de la entrega de los cadáveres. Muchas familias recibieron los restos equivocados de sus seres queridos.

«Cuando ocurren los hechos del Palacio de Justicia, 56 cuerpos fueron a parar a cementerios de diferentes partes del país y 38 fueron a parar a la fosa común del Cementerio del Sur. En la mayoría de los casos hemos encontrado que los cuerpos precisamente que fueron entregados en cementerios de diferentes partes del país, hemos encontrado muchos de los desaparecidos de Palacio de Justicia. De esos desaparecidos alguno que se entregó como ´Pepito Pérez’ pues terminó siendo Manuel Gómez», dijo el fiscal Jairo Humberto Oróstegui.

Cabe recordar que el 6 de noviembre de 1985, un comando del M-19 asaltó el Palacio de Justicia, tomando como rehenes a visitantes, trabajadores y magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Este operativo fue organizado en su momento por la guerrilla para iniciar un juicio contra el entonces presidente Belisario Betancur, acusado por los subversivos de incumplir acuerdos pactados con el Gobierno Nacional.

Como respuesta a la toma guerrillera, el Ejército Nacional desplegó un operativo para recuperar el edificio, lo que desató un enfretamiento armado que se extendió hasta el día siguiente y que dejó como saldo 95 muertos, entre ellos 11 magistrados y 43 civiles.