ONU advierte que la pandemia podría acabar con 20 años de progresos contra trabajo infantil

La pandemia y el aumento de la pobreza que ha provocado, pueden abocar a «millones de niños» a trabajar y aumentar la cifra de menores explotados en el mundo, después de 20 años de reducción de este indicador, según advierte este viernes un informe de Naciones Unidas.

{module Avisos InText 1}

El estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recuerda que desde el año 2000 el número de niños explotados ha descendido en 94 millones, pasando de 245 a 151 millones, pero alerta que la crisis económica derivada del coronavirus podría revertir estos progresos.

«En tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias», explicó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, quien subrayó que, «a medida que la pobreza aumenta, las escuelas cierran y los servicios sociales disminuyen, más niños se ven empujados a trabajar».

{module Detalle de noticias 728×90}

Es de anotar que dicho informe no predice una cifra exacta de cuántos niños podrían verse forzados a trabajar en la actual crisis, aunque la OIT y Unicef citan estudios sociológicos según los cuales un aumento de un punto porcentual del nivel de pobreza suele conllevar una subida de 0,7 puntos en la tasa de trabajo infantil.