Padre de Luis Andrés Colmenares comparte detalles sobre muerte de su hijo: fallo dice que no fue accidental

Luis Alonso Colmenares compartió apartes del fallo del Tribunal Superior de Bogotá, que plantea que la muerte de su hijo, el estudiante guajiro Luis Andrés Colmenares, fue producto de un asesinato y no de un accidente en el parque El Virrey de Bogotá durante la noche del 31 de octubre de 2010.

Colmenares decidió compartir apartes de la decisión judicial luego de publicar en Twitter que ya han pasado diez años y cinco meses de la muerte de su Luis Andrés y que el mismo Tribunal aún no ha respondido a la apelación contra el fallo que favoreció a Laura Moreno y Jessi Quintero en 2017, pese a que un juez determinó que el deceso del joven no fue un accidente, sino provocado por terceros.

De acuerdo a las conclusiones del fallo, compartidas por el padre de Luis Andrés, “Sí existe conocimiento más allá de toda duda razonable acerca del delito de homicidio cometido en contra de Luis Andrés Colmenares Escobar. Esto es así porque hay fundamento para inferir que las lesiones por él reportadas fueron causadas por terceros.

Más adelante, el mismo documento señala que la tesis de la caída de Luis Andrés Colmenares al canal del parque El Virrey es “inverosímil”, debido al tipo de lesiones que presentaba el cuerpo del joven al ser revisado por los forenses en esa época.

Luego el fallo presenta una descripción detallada del estado del cuerpo de Luis Andrés tras su muerte: “las ocho fracturas, siete heridas, las cinco excoriaciones y la abrasión inframentoniana que le afectaron no están acompañadas de otras lesiones compatibles con una caída de altura”. Además el fallo destaca que “las fracturas reflejan un grado tal de violencia, que no pudieron generarse por una caída en un caño, que en el peor de los casos, se produjo de una altura de 1,93 metros”.

Por otra parte, el informe del Tribunal exponer que el cuerpo de Luis Andrés Colmenares tenía dos tipos de lesiones, “unas sin inmediatez temporal con la muerte –que generaron inflamaciones y hemorragia- y otras mucho más inmediatas al deceso y que no tuvieron tiempo para generar esas consecuencias”.

A su turno, Luis Alonso Colmenares, quien durante una década ha encabezado una batalla jurídica para que se esclarezca la verdad sobre la muerte de su hijo, sigue a la espera de que el Tribunal Superior de Bogotá responda la apelación que está pendiente desde 2017 en el proceso que se adelanta por la muerte de Luis Andrés.