Presidente Duque insta a comunidad internacional a que rechace crímenes de lesa humanidad en Venezuela

El presidente Iván Duque Márquez hizo este jueves un llamado a la comunidad internacional para que rechace los delitos de lesa humanidad en Venezuela y las elecciones en ese país, ya que pretenden legitimar la dictadura.

Tras concluir una reunión de seguridad e inversión social en Tumaco, el jefe de Estado se refirió al informe elaborado por una comisión de la Organización de las Naciones Unidas –ONU– sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela, entregado ayer miércoles.

El mandatario afirmó que dicho reporte valida las denuncias contra el régimen venezolano que él ha hecho desde antes de ser Presidente.

Subrayó que “el remedo de elecciones que quieren convocar a finales de este año, es simplemente un mecanismo para legitimar esa dictadura, pero, además, para legitimar todos estos crímenes de lesa humanidad”.

“Yo creo que, una vez más, el llamado es a que la comunidad internacional no solamente rechace esa convocatoria de elecciones que no busca sino legitimar la dictadura”, manifestó.

El mandario recordó que en 2017, cuando era senador de la República, acudió a la Corte Penal Internacional a denunciar por crímenes de lesa humanidad a Nicolás Maduro, en compañía de congresistas de Colombia y Chile.

Agregó que un año más tarde, convocó a otros Jefes de Estado para que reiteraran esa denuncia, que también respaldó el secretario General de la Organización de Estados Americanos –OEA–, Luis Almagro.

“Y ayer vimos cómo la propia Organización de las Naciones Unidas no solamente concluye que, en efecto, Nicolás Maduro es un criminal de lesa humanidad, sino que existe una grave afectación a todo lo que es el sistema de derechos humanos, y que, además, se están cometiendo de manera sistemática crímenes de lesa humanidad contra muchos pobladores de la hermana República de Venezuela”, expresó.

Cabe mencionar que el informe de la ONU incluye 48 estudios de caso en profundidad y amplía la información sobre las ejecuciones extrajudiciales, detenciones y torturas por motivos políticos y tortura, así como violencia relacionada con protestas.