Procuraduría urge acciones concretas sobre el manejo de residuos plásticos y elementos de bioseguridad que deja el Covid-19

La Procuraduría General de la Nación alertó sobre la necesidad de que ciudadanos, instituciones y entidades del orden nacional y territorial pongan en marcha un plan de manejo de residuos plásticos y elementos de bioseguridad que deja la pandemia por el Covid-19, para que la acumulación de estos desechos no atente contra las acciones urgentes que requiere la preservación del planeta.   

La procuradora Delegada para Asuntos Ambientales, Olga Patín Cure, llamó a las entidades públicas al efectivo cumplimiento de las disposiciones de la autoridad ambiental y a adoptar las medidas necesarias para el buen manejo de los residuos, e invitó a la ciudadanía a tomar conciencia frente al respeto por el medio ambiente y a desarrollar acciones cotidianas para preservar el entorno. 

“Tareas tan sencillas como separar los residuos en casa siguiendo el nuevo código de colores de las bolsas de basura, reducir el consumo de plástico de un solo uso, o sencillamente no arrojando el tapabocas a la calle, serían lo suficientemente contundentes si cada uno de nosotros, siendo casi 50 millones de habitantes, contribuye consciente y responsablemente”, agregó.   

En el Día Internacional de la Madre Tierra, el Ministerio Público mostró su preocupación frente al incremento en el uso plástico en el país, en el que miles de mascarillas, guantes, desechos médicos y empaques de comida están llegando a costas, mares y ríos si se considera que para el 2020 según Acoplasticos se producían mensualmente 10 millones de tapabocas quirúrgicos, 100.000 mascarillas, 2,5 millones de guantes de látex y 40 millones de guantes de vinilo, que si son mal dispuestos ponen en riesgo la salubridad de los colombianos. 

Según la Organización de las Naciones Unidades, este aumento ha sido tal que los sistemas de reciclaje han colapsado en algunos países de la región, y precisa que de no tomar medidas urgentes, el 70 % de este plástico terminará tirado en océanos y vertederos, y hasta un 12% será quemado causando contaminación y enfermedad en las zonas más vulnerables del planeta. 

Durante el primer semestre del 2020 hubo un incremento del 19% al 26% en el consumo de plásticos a nivel nacional, especialmente en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Villavicencio, según datos de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, por lo que a juicio del ente de control los hábitos desmedidos de consumo de productos plásticos de un solo uso son una de las principales causas de generación de este tipo de residuos.