Registradora de San Pablo, Nariño, habría sido confundida por el sicario que le disparó

Las autoridades de Nariño continúan investigando el atentado que sufrió la registradora del municipio de San Pablo, Carol Coral, en pasado 11 de diciembre.

La mujer recibió tres impactos de bala que la mantuvieron en delicado estado de salud durante nueve días, falleciendo el domingo anterior.

Según el comandante de la Policía en Nariño, coronel Nelson Parrado, el atentado contra la funcionaria se habría originado, al parecer, por una confusión.

El oficial no dio más detalles, pero insistió que todo puede apuntar a que la funcionaria si fue confundida por el sicario que estaría buscando a otra mujer con las mismas características.

Hasta el momento las autoridades mantienen la recompensa hasta de 10 millones de pesos a quien dé información que lleve a la captura de los responsables.