Toque de queda extendido para el Valle de Aburrá y el Oriente antioqueño

A raíz de la circular emitida por el Ministerio de Salud el pasado miércoles, la Gobernación de Antioquia, de común acuerdo con los alcaldes del departamento y con el Gobierno nacional, modificó las medidas restrictivas para el Puente de Reyes con miras a afrontar la alta incidencia de contagios por Covid-19.

Según el gobernador (e), Luis Fernando Suárez Vélez, quedó establecido un toque de queda extendido para las subregiones del Valle de Aburrá y el Oriente a partir de las 7:00 de la noche de este viernes 8 de enero y hasta las 5:00 de la mañana del martes 12 de enero.

En las demás subregiones del Departamento continuarán vigentes las restricciones establecidas en el decreto departamental 0004 de 2021, según el cual el toque de queda se aplica cada día desde las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana del día siguiente.

Asimismo, seguirán vigentes las medidas de Ley Seca, que comenzará el viernes 8 de enero a las 7:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana del martes 12 de enero; el pico y cédula se seguirá aplicando tal como hasta ahora, en las subregiones en las que no procede el toque de queda extendido.

“Siempre el Gobierno de Antioquia le apuesta a concertar soluciones en esa ruta de la defensa de la vida”, expuso Suárez Vélez, quien explicó que “estuvimos conversando con el viceministro de salud, Luis Alexander Moscoso, con el viceministro del Interior, Daniel Palacio, con los alcaldes del área metropolitana, del Oriente y de otras subregiones” para definir las medidas a tomar.

Sobre lo establecido en el decreto 0153 del 7 de enero de 2021, el gobernador encargado puntualizó que las excepciones a las medidas allí adoptadas serán para las personas que en atención a sus actividades laborales o por razones de emergencia, deban desplazarse, para lo cual deberán presentar “prueba sumaria que indique la actividad laboral a desempeñar o la situación de emergencia a atender”.