Preocupación entre habitantes del barrio 7 de Agosto y Divino Niño en Villanueva por deterioro de un árbol

La ceiba está ubicada en la parte trasera de la capilla del Divino Niño, en medio de una de las calles que comunica a los barrios antes mencionados, y a algunas veredas como Horno Potrero Grande, Nolasco y Cuatro Caminos.

Javier Salas Guerra, habitante del barrio 7 de Agosto expresó a Diario del Norte que este árbol hace cinco años atrás comenzó a ser contaminado por los mismos residentes del sector.

“Muchas personas comenzaron a quemar el arbusto y poco a poco se fue secando, y hoy debido a los fuertes vientos, la ceiba está lanzando ramas secas, convirtiéndose en un riesgo para los transeúntes, ya que por temporadas el lugar es un balneario, donde llegan muchos niños y adultos”, aseguró Salas Guerra.

Del mismo modo, señaló que “requerimos que a través de esta denuncia entidades como Corpoguajira nos colaboren con cortar este árbol gigantesco, teniendo en cuenta que está a pocos metros de la capilla y nos encontramos en tiempo de cuaresma, por lo que muchas personas llegan a evangelizar y una de estas ramas les puede caer encima”, reiteró Javier.

Por otro lado, Lisbeth Salas, quien también reside en la zona, expresó que “reconocemos que fue un árbol que en su momento brindó beneficio a nuestro ecosistema, pero en estos momentos tenemos que priorizar nuestras vidas y si en un caso, el arbusto se llega a desplomar, puede generar un accidente de gravedad”, dijo.

Finalmente, manifestó que “aquí se reúnen personas para evangelizar, por lo tanto nos urge que toda las entidades hagan presencia y se tomen las medidas pertinentes y correctivas para solucionar esta problemática”, puntualizó Salas.