Sindicatos de Cerrejón se reúnen con autoridades regionales y nacionales para analizar situación de despido de 450 trabajadores

Delegados del Sindicato de Trabajadores del Carbón –Sintracarbón– se encuentran reunidos con la viceministra de Minas, Sandra Sandoval, para analizar la situación de despido de 450 trabajadores por parte de la empresa Cerrejón.

Al encuentro también asiste un delegado de la Gobernación, los alcaldes de Albania, Maicao, Uribia, Hatonuevo y Barrancas y los representantes a la Cámara, Alfredo Deluque y María Cristina ‘Tina’ Soto.

Cabe mencionar que el sindicato anunció, en defensa de los derechos de los trabajadores, que emprendió una lucha frontal contra el denominado ‘turno de la muerte’, desde las vías judiciales y administrativas.

“(…) incluyendo acciones de tutela que protejan los derechos fundamentales de los trabajadores ante la arremetida casi criminal de Cerrejón y la mirada cómplice de las autoridades de salud y riesgos laborales, administrativas, del trabajo y otros”, señala.

No obstante, destacó que los resultados comienzan a verse, luego de que el Juzgado Segundo de Pequeñas Causas y Competencias Múltiples de Valledupar, tutelara los derechos de un compañero de trabajo y ordenara a Cerrejón suspender la imposición del turno.

“(…) el fallo se extiende a todos los trabajadores que están afectados con el turno malévolo. Esta decisión, que es de primera instancia, puede ser apelada por Cerrejón, pero el fallo debe cumplirse de inmediato. En el día de hoy, se cumplen las 48 horas que el juez concedió al patrón para el cumplimiento de la sentencia de tutela”, sostiene.    

Entretanto, manifestaron que de no funcionar las estrategias jurídicas planteadas, queda “la movilización, la disposición y la actitud ante un patrón malagradecido con su base, debe ser de confrontación”.

En cuanto a los despedidos, precisan que están acudiendo a las autoridades para que se unan en la defensa de los puestos de trabajo, por la crisis social y laboral promovida, “sin causas razonables”, por las multinacionales dueñas de Cerrejón. “Estamos planeando varias estrategias para frenar los despidos y pedir el reintegro de quienes han sido injustamente despedidos”.

“Cerrejón no puede despedir impunemente a 450 trabajadores, en las narices de sus propios trabajadores y las autoridades regionales y nacionales, causar una crisis social nunca vista, y que no seamos capaces de pelearle con acciones legales y políticas. Vamos a hacerlo, con unidad, organización y lucha”, puntualiza.