A 20 años del PlayStation 2, la consola más vendida de la historia

El 4 de marzo de 2000 fue una de las fechas que marcó a la industria de los videojuegos. Ese día la compañía japonesa Sony lanzó al mercado la PlayStation 2, la consola de qué marcó la infancia y adolescencia de millones de gamers que disfrutaron los cientos de títulos que ofreció durante la primera década del siglo.

El éxito de la PS2 fue tal que relegó por completo a sus competidoras de la sexta generación de consolas de videojuegos como la Dreamcast de Sega, la Gamecube de Nintendo y la primera versión del Xbox de Microsoft.

Además de los accesorios que ofrecía y la posibilidad de jugar en línea gracias a que se podía conectar a Internet, la PS2 iba más allá de los juegos y le ofrecía a sus usuarios una experiencia multimedia completa, gracias a su capacidad de reproducir formatos de video y audio en CD y DVD.

Durante su largo periodo de vigencia, el PlayStation 2 ofreció alternativas para todos los gustos; simuladores de deportes, historias de acción, fantasía, ciencia ficción, terror y carreras callejeras fueron los géneros que atrajeron a los jugadores.

En Colombia esta consola fue la reina de la salas de videojuegos de los barrios del país, donde tarde a tarde los jóvenes y niños se batían contra los monstruos de Silent Hill 2 y Resident Evil 4; corrieron con lujosos carros en los juegos de la saga Need for Speed, Nascar Rumble y Gran Turismo; se sumergieron en un mundo mitológico con God of War y se pusieron en los zapatos de Carl Johnson con el juego más vendido de la historia de PS2, Grand Theft Auto: San Andreas.

No podemos pasar por alto que el fútbol también fue protagonista de esta generación. Gracias al PS2, floreció la saga Winning Eleven/Pro Evolution Soccer ¿Quién no tuvo a Adriano de goleador del Inter de Milán en Winning Eleven 11?

Para 2013, el año en que el PlayStation 2 fue descontinuado por Sony, la empresa había vendido más de 160 millones de unidades, una cifra que hasta el día de hoy ninguna otra consola ha logrado igualar.