A piedras atacan a cuatro policías en medio de un procedimiento de desalojo en Conejo

Un total de cuatro policías heridos y dos capturados dejó un desalojo registrado en el corregimiento de Conejo, jurisdicción de Fonseca.

Una fuente le contó a Diario del Norte que los hechos se registraron cuando al parecer las personas no permitían ser desalojadas de los predios.

“Es un predio de la Alcaldía, unos habitantes de Conejo invadieron, se reunieron con la Alcaldía para llegar a un acuerdo y no llegaron, entonces se le prestó el acompañamiento a Planeación, llevaron una retroexcavadora. Sin embargo las personas se tornaron agresivas y atacaron con piedras a los policías, hubo lluvia de piedras. A 3 uniformados los golpearon con piedra, pero a uno le dieron en la cabeza y le rajaron, ese fue el grave y se lo llevaron para Fonseca”, relató una fuente.

La Policía Guajira informó sobre lo sucedido mediante un comunicado de prensa.

“El Departamento de Policía Guajira, a través de los hombres y mujeres que hacen parte del modelo nacional de vigilancia comunitaria por cuadrantes, con el apoyo de la unidad básica de Carabineros, dieron captura a 2 particulares por el delito de ataque contra servidor público, daño en bien ajeno e invasión de tierras.

Los hechos se presentaron  en el corregimiento de Conejo, cuando los uniformados se encontraban acompañando a las autoridades político – administrativas a realizar el desalojo de un lote cerca al cementerio de esta localidad, cuando de repente arremeten contra los del procedimiento y agredieron a cuatro uniformados que trataban de controlar los desmanes. 

En estos hechos se logra la detención de dos particulares a quienes se les dan a conocer sus derechos como personas capturadas y se identifican como Socrates Miguel Narváez Bonilla y Maximiliano Rueda Díaz, quienes fueron dejados a disposición de las autoridades competentes para que respondan por sus actos”.

Es de anotar que los uniformados que resultaron lesionados en este procedimiento policial fueron valorados por los galenos del Hospital San Agustín y se encuentran fuera de peligro. Uno de ellos con una lesión en la cabeza fue identificado como Jhon Serna.