Autoridades de Colombia y EE.UU desarticulan banda narcotraficante que operaba en La Guajira

Autoridades de Colombia y Estados Unidos lograron desarticular una organización dedicada al tráfico de drogas mediante el uso de pistas clandestinas en el departamento de La Guajira. Además la operación conjunta permitió la incautación de  3.179 kilogramos de cocaína.

Gracias a un trabajo conjunto entre la Fiscalía General de la Nación y la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos, DEA, se pudo desarticular la banda ‘Jamaica’, que usaba las pistas en La Guajira para enviar drogas hacia Jamaica, Puerto Rico y República Dominicana, desde donde posteriormente se mandaban los narcóticos hacia Estados Unidos.

Además en este operativo se logró la captura de sus integrantes; alias ‘Pika’, ‘Pichuzo’ y ‘Yair’, quienes cumplían funciones específicas dentro de la organización: alias ‘Pika’ lideraba esta estructura criminal, ‘Yair’ y alias ‘Pichuzo’ cumplían el rol de organizadores logísticos y se percataban de la seguridad de los envíos.

Los capturados están requeridos en extradición por el gobierno de los Estados Unidos y fueron dejados a disposición de la fiscalía General de la Nación por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes en concurso con concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

Interceptan drogas también en el mar

En otro operativo, esta vez con la participación de la Policía Nacional colombiana, los Guardacostas de Estados Unidos interceptaron una lancha clase Go Fast que se dirigía a Puerto Rico con 2.379 kilos de clorhidrato de cocaína. Las informaciones preliminares indican que la embarcación había salido con el estupefaciente desde Punta Gallinas en La Guajira.  

Y un tercer operativo permitió que mediante un asalto helicoportado, las autoridades llegaran hasta una zona desértica de Uribia y luego de varias horas de búsqueda, hallaran una caleta subterránea con 800 kilos de clorhidrato cocaína.

Con estos resultados, se logra afectarlas finanzas de estas organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas ilícitas en un valor cercano los 15 mil millones de pesos colombianos.