Colombia Humana y Unión Patriótica solicitan protección para sus miembros amenazados en La Guajira

El Movimiento Colombia Humana y el partido Unión Patriótica, solicitaron la realización de un Consejo Extraordinario de Seguridad, para que se analice las amenazas a miembros de esas colectividades en el Departamento de La Guajira, a través de un panfleto presuntamente de las Autodefensas Gaitanistas, que circuló en redes sociales.

En un comunicado exigieron al gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón, a los alcaldes, Policía, Ejército, Defensoría del Pueblo y Personeros que cumplan con su deber constitucional de proteger a la ciudadanía y activen acciones que permitan identificar los autores de dichas amenazas para de esa forma proteger la vida de quienes han sido amenazados.

En el panfleto presuntamente del grupo paramilitar autodenominado “Autodefensa Gaitanistas de Colombia”, se declara objetivo militar a 23 miembros del Movimiento Colombia Humana, además de concejales electos.

Afirman en el documento que dando cumplimiento a las directrices del estado mayor, iniciarán con las acciones militares para conseguir sus objetivos y eliminar a la izquierda comunista que tanto daño les hace.

“Este hecho aberrante, es la continuidad de la política antidemocrática de la extrema derecha colombiana que pretende mantenerse en el poder a fuerza de masacres y asesinatos selectivos de líderes y lideresas sociales, de derechos humanos y reinsertados para infundir el miedo a las ciudadanías libres para que se abstenga de luchar por el anhelo de un nuevo gobierno que respete la vida, la paz y la democracia con justicia social y genere bienestar al pueblo, y no solo para los grandes empresarios del país”, expresan en el comunicado a la opinión pública, el movimiento Colombia Humana y la Unión Patriótica.

Advierten además que el panfleto incluye en las amenazas a miembros de la fuerza pública, ganaderos y comerciantes cuando dice: 

“Solicitamos a la red de apoyo, miembros de la fuerza pública activos y retirados, ganaderos y comerciantes para identificar a estos guerrilleros disfrazados de políticos para poder ubicarlos y darles de baja”.