Comunidad indígena Maicaito denuncia abuso y atropello de la Policía durante allanamiento

Una fuerte denuncia lanzaron los residentes de la comunidad indígena Maicaito, quienes dieron a conocer el abuso y atropello de la Policía en un procedimiento realizado la madrugada este lunes 17 de agosto.

Mediante un comunicado, informaron que las autoridades policivas en compañía del Esmad ingresaron a la comunidad violando los derechos de la mujer indígena, niños y adultos mayores habitantes del resguardo.

“Hoy 17 de agosto del año 2020, se presenta un caso de abuso de poder y atropello por parte de las entidades policiales, donde en horas de la madrugada exactamente a las 3 a.m. la Policía Nacional realizó un allanamiento en todo el perímetro de la comunidad, resaltando que cada grupo de Policía entró con un abuso de poder violentado de forma física y verbal a los integrante de cada familia (…)

Comenzaron a golpear con fuerzas las puertas de cada casa y entraban empujando y agrediendo a las personas sin importarle el estado de salud en que se encontraban con problemas de hipertensión, diabetes y discapacitados, sobresaltando que gran parte de los adultos mayores sufren de estas enfermedades, como otros miembros de la comunidad”, señalaron en el comunicado.

De igual manera, resaltaron que las personas le exigían a las autoridades la orden de allanamiento, pero “el personal de la Policía actuaba de forma agresiva y decía que sí había una orden pero nunca la dieron a conocer, es más no hay una erradicación de la orden que muestre su existencia; en el hecho capturaron a un familiar vulnerándole sus derechos de libertad.

(…) Con este hecho la comunidad salió en defensa del familiar y exigiendo una respuesta al porqué del allanamiento, pero la Policía Nacional junto al Esmad respondieron de forma violenta ante la comunidad violando el sistema normativo wayuú donde consagran en unos de sus artículos 246 en la carta magna el respeto a sus muertos, en esta ocasión la Policía violó la entrada a este lugar sagrado, vulnerando los derechos humanos, maltratando y golpeando a las mujeres indígenas y para más el Esmad lanzó contra la comunidad gases lacrimógenos sin importarles los niños, adultos mayores y mujeres presentes en el hecho”.

La comunidad manifestó sentirse indignada con este hecho, ya que siempre se han destacado por su colaboración con la Policía.

“En circunstancias pasadas han solicitado apoyo para mantener un orden y seguridad en la entrada de la comunidad más sin embargo esta comunidad la han señalado como zona roja pero los habitantes afirman que son personas honestas y trabajadoras que en vez de que la Policía los ataque de esa manera tan indígnate y degradante más bien les brinden apoyo para acabar con la inseguridad que generan vándalos de otras comunidades cercanas”, dicen.

Indicaron, además, que esta situación no puede volver a repetirse, “ya basta de tanto abuso y maltrato a las comunidades indígenas, la comunidad exige respeto y esclarecimiento de los hechos y a su vez se exige reparación a los daños psicológicos y físicos causados a los miembros de la comunidad”.

En el escrito se anexa la firma de miembros de la comunidad junto a evidencias fotográficas que respalden este hecho y remitieron copia a la Defensoría del Pueblo, Personería municipal, Asuntos Indígenas municipal y departamental, Ministerio del Interior, Junta de Palabreros y Fiscalía General.

Sobre este allanamiento la Policía de La Guajira al mando del coronel Wharlinton Iván Gualdrón Gualdrón, no se ha pronunciado.