Cuatro capturados en La Guajira por agresión sexual, hurto, receptación y falsedad en documento

En las últimas horas cuatro personas fueron capturadas por la Policía en diferentes puntos de La Guajira, por incurrir en delitos como, acto sexual con menores, hurto, receptación y falsedad en documento público.

En el barrio Libertador de Riohacha, Iván Junior Canova Liñan fue detenido por una orden judicial para que responda por el delito de cto sexual con menor de 14 años. De acuerdo investigaciones adelantadas por las autoridades, Canova habría cometido tocamientos indebidos a su hijastra de siete años entre los años 2019 y 2020. Para lograr su cometido, el presunto agresor amenazaba a la niña con asesinarla a ella y a su mamá. La madre de la menor notó cambios en el comportamiento de su hija y logró que le contara lo que estaba pasando. Luego la mujer pasó a denunciar a Canova ante las autoridades, quien finalmente fue enviado a la cárcel mientras se adelanta el proceso en su contra.

Mientras tanto en Albania, un sujeto identificado como Luis Enrique Salón Rodríguez fue sorprendido sacando de la mina de Cerrejón dos baterías y alambres de cobre. Fue observado por el jefe de seguridad del yacimiento y este dio aviso a las autoridades. La Policía lo capturó y fue puesto a disposición de la Fiscalía para su judicialización.

En zona rural de San Juan del Cesar, Arístides Javier Martínez Vergara fue sorprendido en la vía Distracción – La Paz conduciendo una motocicleta reportada como robada. El vehículo en cuestión es una moto marca Kymco, modelo 2014, color blanco, placa LGA-91D y avaluada en cinco millones de pesos. El vehículo era solicitado por la Fiscalía en Medellín (Antioquia). Por lo anterior, Martínez fue capturado por el delito de receptación.

De forma simultánea, se dio la captura de Argemides Hernán Escobar Herrón, de 36 años de edad, cuando se movilizaba por el kilómetro 35 vía Distracción – Cuestecitas,  en una motocicleta marca AKT, placa MSO-78D, modelo 2014, color roja, servicio particular. Allí, los uniformados le solicitaron la documentación de la motocicleta, y este presentó la licencia de tránsito con  inconsistencias en sus caracteres de originalidad, donde el perito documentólogo adscrito a la SIJIN determinó posteriormente la falsedad del documento.