Desordenes en Nuevo Milenio dejan un policía herido y un capturado con municiones

Un integrante de la Policía Nacional resultó golpeado en diferentes partes de su cuerpo y una persona fue capturada por uso de municiones de arma de fuego, durante desordenes registrados en el populoso barrio Nuevo Milenio de Riohacha.

El uniformado herido fue identificado como Matt Cuadro Martínez, natural de Santa Marta, quien sufrió golpes propiciados con piedras y otros objetos contundentes como palos.

Mientras tanto, la persona capturada fue identificada como Kenny Leandro Arias Pimienta, de 18 años y natural de la ciudad de Riohacha.

Se informó que las autoridades realizaban patrullaje de registro y control por el sector de la comuna 6 en plena vía pública, en la calle 36 con carrera 18, cuando se presentó el incidente.

“Observamos unos  ciudadanos que se encontraban en la esquina con actitud sospecha, les solicitamos un registro a persona y en momentos que realizamos dicho procedimiento los sujetos adoptan una actitud desafiante iniciando una agresión contra los policiales, motivo por el cual fue necesario hacer uso legítimo de la fuerza, interceptando al ciudadano que corresponde al nombre de Kenny Leandro Arias Pimienta, el cual al practicarle el registro a persona se le halla en el bolsillo derecho del pantalón  5 cartuchos calibre 38 sin ningún permiso para porte o tenencia”, dijo una fuente.

No obstante tras los desórdenes en medio del  procedimiento policial, los uniformados fueron atacados con  elementos contundentes como piedras y palos.

“Fueron atacados por parte de los residentes del sector resultando lesionado el patrullero Matt Cuadro Martínez, el cual fue remitido a la clínica Cedes para ser valorado por los galenos de turno”, informó una fuente.

Por su parte a Arias Pimienta se le notificaron sus derechos como persona capturada y fue conducido en vehículo policial hacia las instalaciones de la URI con el fin de ser dejado a disposición de autoridad competente.

Hasta el momento se desconoce el estado de salud del uniformado, mientras se espera un pronunciamiento por parte de la Policía Nacional.