En amplia ofensiva contra el narcotráfico capturados 18 cabecillas, entre ellos 10 extraditables

En desarrollo de la ‘Operación Radar’ realizada por la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, con apoyo de autoridades norteamericanas, fueron capturados 18 cabecillas de 4 estructuras del narcotráfico y entre los aprehendidos hay 10 solicitados en extradición por Estados Unidos.

La ofensiva se realizó a través de cuatro grandes operaciones en Bogotá, Envigado, Cali, Villavicencio, Buenaventura y en zonas rurales de los departamentos del Cauca y Cesar.

‘Operación Dólar Negro’

La primera acción cubrió a Bogotá, Envigado (Antioquia) y en el departamento del Cesar, donde fueron capturadas seis personas, tres de ellas solicitadas en extradición por los Estados Unidos.

En Envigado se destaca la captura de alias ‘Servi’, ‘Papichulo’ o ‘el Yerno’-principal cabecilla de ‘La Oficina’, señalado como responsable de ordenar el envío de clorhidrato de cocaína hacia Centroamérica y los Estados Unidos y de tener nexos con el ‘Clan del Golfo’ y el ELN.

Esa persona tiene vínculo familiar con alias ‘Fritanga’, extraditado y luego deportado a Colombia, y es considerado sucesor de ‘Fredy Colas’, otrora cabecilla de esa estructura.

Durante la operación también cayó alias Palomo, quien en su país de origen, Venezuela, aparentaba ser un adinerado empresario y alias ‘Dumbo’, presunto encargado de administrar los laboratorios de producción del alcaloide en el Catatumbo, Norte de Santander.

‘Operación Lanza Roja’

El segundo golpe permitió la captura de los cuatro principales integrantes de otra estructura criminal dedicada al envió de droga a través de lanchas rápidas a Centroamérica para su posterior transporte hacia territorio norteamericano.

Estas cuatro personas son requeridas por la Corte del Estado Medio de la Florida por los delitos de narcotráfico y concierto para delinquir.

En Cali fueron ubicados alias Machete y alias El Gordo, el primero de ellos señalado cabecilla de la organización. ‘El Gordo’ se encargaba de coordinar los envíos de la droga ilícita desde laboratorios ubicados en Nariño, controlados por Grupos Armados Organizados Residuales, y en Meta y Guaviare, a cargo de distintas agrupaciones criminales.

La coordinación de los envíos aéreos de droga estaba a cargo de una mujer  capturada en Bogotá y quien tendría vínculos directos con el Cartel de Sinaloa en México.

Por último, en Villavicencio fue capturado el propietario de una serviteca que se encargaba de coordinar los envíos del alcaloide por vía aérea.

‘Operación Valle’

El tercer resultado se dio en Cauca, Cali y Buenaventura donde cayeron los 5 señalados integrantes de una organización de narcotráfico, que tenía vínculos con el Grupo Armado Organizado Residual (GAO-r) ‘Jaime Martínez’.

Esta estructura contaba con sus propios laboratorios clandestinos para el procesamiento de pasta base de coca ubicados en el sur del Cauca y Valle del Cauca. Posteriormente, el producto finalizado, como clorhidrato de cocaína, era enviado a Centroamérica y EE. UU.

Entre los capturados por el delito de tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir agravado, se encuentran sus dos cabecillas conocidos como ‘El Gordo’ y ‘Pri’. Así mismo, responden ante la justicia de nuestro país los individuos ‘Pitbull’, ‘Jhoncito’ y ‘Pinto’, quienes tenían papeles definidos en la organización.

‘Operación Claro’

En vía pública de Medellín, Cali y del municipio de Soacha (Cundinamarca) cayeron respectivamente los hombres conocidos como ‘Tío’ (que tenía el control de la estructura), ‘Alpha’ y ‘Repollo’, quienes, según las investigaciones, estaban dedicados a coordinar la producción de clorhidrato de cocaína en Cauca y Nariño. 

Alias ´Tío’, ‘Alpha’ y ‘Repollo’ son requeridos en extradición por diferentes cortes de los Estados Unidos.