En audios, investigadores lograron identificar el modus operandi de la banda ‘Clan del Golfo’

En una investigación que adelantó la Fiscalía General de la Nación, Gaula de la Policía y Militar, lograron desarticular la peligrosa banda de ‘Clan del Golfo’, donde se evidenció el modus operandi que utilizaban para extorsionar a comerciantes en Riohacha.

Durante la indagación, se obtuvieron unos audios probatorios en los cuales se evidencia la forma como delinquía este grupo delincuencial en la capital guajira.

Los cabecillas

En una conversación se revela cómo se comunicaban los cabecillas de la peligrosa banda, alias César y alias Eduardo, para poder ubicar a sus víctimas y de esta manera extorsionarlos.

Alias César: Anoche estuvieron los pelaos por ahí, para que le digas.

Alias Eduardo: Ah listo, todo bien, yo pasé hoy y le dije al man que es amigo de la moto y te voy a señalar a este man y cuando lo yo te lo señale tú haces así con la cabeza como positivo y el man saludó positivo también. Hay que tenerlo ‘cebaito’, entonces vente para dar un vueltazo por allá por la zona aquella”.

‘César’:”¿Oye ven acá y tú le quitaste algo hoy al man?”

 ‘Eduardo’: Nombe que le voy a quitar compadre.

‘César’: Entonces vamos a jalarlo.

‘Eduardo’: Pero vente en el carro, que eso es personal, eso no es hablando, eso es personal. Cuando es positivo, es positivo, hay que tener positivismo.   

‘César’: ¿Oye hiciste la recarga para llamar al señor ese?.

‘Eduardo’: Ahí la tengo.

La extorsión

Otro material probatorio de las autoridades es una conversación de un extorsionista con una víctima, donde incluso se encomienda a Dios antes de iniciar el diálogo con el comerciante que tiene varias motos en Riohacha.

Extorsionista: Buenos días hermano, ¿Cómo amaneció? Bendiciones, aquí pendiente de la vuelta.

Víctima: Todo bien, todo bien.

Extorsionista: Todo bien, pendiente de la vuelta.

Víctima: Será en la tarde te puedo llegar por allá.

Extorsionista: No, no, no. Yo te voy a ser sincero, acá nosotros estamos haciendo un grupo acá, estamos armando un grupo, están vendiendo muchas motos robadas, eso no nos conviene, es una colaboración que te estoy pidiendo para una carga de 38.

Víctima: “¿Cuánto vale eso?” 

Extorsionista: Cada tiro vale 80 barras, colabórame que yo tengo tu hombre identificado y sé dónde llega y toda vaina. No te preocupes que a ese no le pasa nada.

La sentencia

En otra conversación que tienen en cadena de custodia las autoridades, se evidencia la sentencia de un extorsionista a una de sus víctimas, un comerciante de verduras que, al parecer, lo había denunciado ante el Gaula.

Extorsionista: Estoy en un tema jodido. Me tiene correteado el Gaula.

Compadre: Me llamó un loco y me dijeron que.

Extorsionista: Que me habían reventado a plomo.

Compadre: Dejen a mi compadre quieto que él está en Riohacha.

Extorsionista: Yo estoy sano aquí, hasta me reseñaron y toda verga, un comerciante mayoritario de verduras me echó al Gaula pero le faltó cojones para señalarme. Ahorita lo mandó a reventar al hijueputa, un mayoritario de verduras el hijueputa ese del mercado de Riohacha. Al man le devolvieron la moto que iba con el chofer, dame la plata hijueputa y le eché hasta el Gaula, dame el billete, que se me han demorado para darme el billete, casi 400 mil pesos, el Gaula me reseñó y le tomó foto hasta la cédula.

Cabe mencionar que la Fiscalía, la Policía y el Ejército Nacional informaron además que si hay comerciantes que fueron víctimas de estas personas y no han denunciado, pueden acercarse a las instalaciones correspondientes para iniciar en firme el proceso por el delito de extorsión, con absoluta reserva para las víctimas.