En Caicemapa, roban la moto del pastor Carlos Altamar, pero la Policía la recuperó

En el resguardo Caicemapa, desconocidos violentaron el portón de la casa del pastor Carlos Altamar, y se llevaron una motocicleta que estaba estacionada en el patio de la vivienda. Hacia la medianoche del viernes, los propietarios del vehículo se percataron del hurto y reportaron lo sucedido a la Policía. 

“Personas entraron a nuestra vivienda y hurtaron la moto, una moto Boxer modelo 2011. Dañaron la cerradura del portón y partieron el seguro de la moto. Fuimos avisado por un hermano de mi esposa que la moto no estaba. Comenzamos a buscarla y a mirar qué había pasado”, dijo el pastor Altamar.  

Momentos después, una patrulla que se encontraba haciendo vigilancia en la entrada a San Juan del Cesar, interceptó dos motos y uno de los vehículos era conducido por una menor de 16 años residente del corregimiento de Patillal. Ambas motos son llevadas hasta la estación de Policía donde se comprueba que una de ellas era la que se habían robado en la casa del pastor Altamar. 

El adulto que acompañaba a la joven fue identificado como Esneider Urruchurto Aponte, residente del barrio Brisas de Popa de Valledupar. Tiene antecedentes judiciales y sería un reconocido jalador de motos de la capital del Cesar. 

“Gracias a Dios la moto fue recuperada, y las personas que llevaban la moto fueron capturadas”, dijo el pastor tras encontrar nuevamente su vehículo.