En Manaure y Uribia se deterioraron pozos y sistemas de potabilización entregados por el DPS en el 2018

Por falta de mantenimiento, comenzaron a deteriorarse desde el año 2018 los pozos y sistema de potabilización entregados por el Departamento de Prosperidad Social –DPS– y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres –Undgd–, en las comunidades indígenas de Manaure y Uribia, construidos en el marco del Pacto por el Agua y la Vida en La Guajira 2016-2018.

La información se desprende de una investigación realizada por el equipo Técnico de la Veeduría Ciudadana para la Implementación de la Sentencia T-302 del 2017.

Precisaron que los pozos y el sistema de potabilización, prometían ser una solución de agua potable para las comunidades wayuú, además que el Gobierno nacional ha estado presentado como acciones eficientes y eficaces en el cumplimiento de la Sentencia, sin conocer que estos se comenzaron a deteriorar en el 2018 por falta de mantenimiento.

Advierten, que de los 29 pozos entregados, incluyendo los sistemas de potabilización con energía fotovoltaica, el 90% de ellos se encuentran sin operar y el 10% restante se encuentran subutilizados.

En total el DPS ejecutó $14.412 millones en 29 inversiones en agua potable, acompañadas de huertas comunitarias a razón de $496 millones cada una, con un mantenimiento anual menor a $10 millones, el cual no fue realizado por las entidades territoriales y nacionales encargadas del servicio de agua potable.

Precisaron que el equipo de la Veeduría Ciudadana para la implementación de la Sentencia T-302 del 2017, ha hecho llegar diferentes derechos de petición a la Procuraduría, Defensoría del Pueblo, Contraloría y al Tribunal Superior de Riohacha, con los respectivos soportes para que intervengan y se investiguen a fondo las responsabilidades por acción u omisión durante el proceso de planeación, ejecución y liquidación de los contratos de obras.  

Igualmente, establecer la posibilidad de rescatar estos bienes públicos aplicando las pólizas de garantías, calidad y estabilidad de las obras.