(EN VIDEO) Denuncian abuso de la Policía durante procedimiento en un restaurante de Riohacha

Desórdenes se registraron en la noche de ayer en la ciudad de Riohacha durante un procedimiento de la Policía Nacional en un establecimiento dedicado a la venta de comida, donde resultó lesionado el propietario del establecimiento, quien tiene síntomas de Covid-19.

Según testigos, se habría presentado abuso policial pues más de diez uniformados trataban de retener a una persona en ese lugar.

La confrontación quedó registrada en videos que grabaron los testigos y además familiares de la persona que la Policía Nacional retuvo.

“El muchacho fue agredido por la Policía, en el restaurante El mundo del sabor, se la tienen montada, es algo personal que tienen contra mi esposo, lo agredieron, lo estaban ahorcando, nos tomaron a golpes a todos. A un hermano que lo estaba defendiendo lo golpearon, a mí también me golpearon, no tuvieron que ver con nadie, pedimos justicia, son desalmados, todo el tiempo viven con la violencia y no se dan cuenta de la situación que vive el país”, dijo la esposa de la persona retenida.

Se reveló que la persona retenida sufrió golpes en distintas partes del cuerpo, siendo ingresada a las instalaciones de la clínica Cedes. Además este individuo dio positivo para Covid-19.

“Llegaron los patrulleros a cerrar su negocio, con los cuales había tenido en varias oportunidades inconvenientes, por lo cual sale de su casa a enfrentarlos porque se la tenían montada con el negocio y empieza a discutir con agresión verbal hasta llegar a intercambio de golpes, paciente refiere que los policías llamaron refuerzos y aproximadamente 6 y 8 policías empezaron a agredirlos a él y otros familiares, presentando posteriormente una pérdida de una parte de un diente, dolor lumbal y se lo llevan a la URI de la ciudad”, revela la historia clínica.

Cabe indicar que el detenido ya había estado hospitalizado en una clínica de la ciudad por los síntomas asociados.

“Es una persona convaleciente, hace cuatro días le dieron de alta, les dije a los policías que lo dejaran quieto, lo estaban ahorcando, casi que lo matan los policías”, agrega la pareja del agredido.

Sobre el suceso la Policía Nacional no se ha pronunciado para determinar lo ocurrido y establecer a qué se debía el procedimiento en el establecimiento comercial dedicado a la venta de comidas rápidas.

En uno de los apartes de los videos se muestra a uno de los policías indicando que el establecimiento comercial no podía estar abierto después de las 9 de la noche.