Familiares de mujer wayuú cremada protestan en Riohacha por violación a sus costumbres

Los familiares de Luz Delys Pérez Zúñiga, la mujer de cultura wayuú que falleció en Barranquilla y luego fue cremada en una funeraria de esa ciudad bajo la sospecha de tener Covid-19, realizaron una protesta en la calle Ancha de Riohacha y la sede de la funeraria Los Olivos, para rechazar el abuso que cometieron con el cuerpo de la fallecida, pues finalmente las pruebas arrojaron que la mujer no tenía el coronavirus.

«Las mantas rojas revelan la inconformidad y la sed de venganza que tienen los familiares ante el hecho ocurrido por parte de la Funeraria», dijo una de las líderes de la protesta.

Cabe recordar que Pérez Zúñiga se encontraba en Barranquilla adelantando un tratamiento contra un cáncer linfático, cuando se produjo su fallecimiento.  

Sobre la cremación, la funeraria Los Olivos expidió un comunicado explicando que «actuó bajo los lineamientos y protocolos exigidos por los entes de control nacionales mediante Acto administrativo No. 011-600 emitido por la Secretaría de Salud Distrital de Barranquilla el pasado 11 de mayo propiciando una gestión seria, digna y diligente».

Además Los Olivos agregó que a la familia de Luz Delys Pérez Zúñiga no se le hizo ningún cobro adicional por la entrega de sus restos mortales y que «la cremación se realizó bajo las coberturas del plan contraído, siendo dispuesto vehículo funerario para el traslado de Barranquilla a la ciudad de Riohacha donde fueron recibidas hoy 19 de mayo por parte de familiares cercanos, con el acompañamiento de representante de la Secretaría de Salud Departamental y Secretaría de asuntos Indígenas como autoridades competentes». 

Finalmente la funeraria aseguró que sigue prestando sus servicios «bajo la premisa de dignidad y de respeto por el dolor de las familias de los seres queridos fallecidos así como por el respeto de las costumbres étnicas tradicionales, de los principios constitucionales de protección a la vida, de la igualdad y la dignidad de todas los colombianos, pero especialmente de la comunidad de la Región del Caribe».