Fiscalía pone en evidencia lo que sería un hurto sistemático y a gran escala en las salinas de Manaure

Las labores investigativas articuladas de la Fiscalía General de la Nación y la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía Nacional permitieron identificar varias actividades ilícitas que se estarían presentando en las salinas de Manuare, en la Alta Guajira.

De acuerdo a lo detallado por el ente acusador en un comunicado de prensa, los elementos de prueba dan cuenta de que se constituyeron redes que utilizan motobombas y otro tipo de maquinaria para extraer ilícitamente la salmuera de los frentes de trabajo de la multinacional que tiene a su cargo la operación minera. Asimismo, señaló que hay indicios de que también “roban sacos de sal de las bodegas de la compañía a la media noche y en la madrugada”.

“En cualquiera de las dos modalidades detectadas, el producto obtenido ilegalmente, al parecer, es trasladado a molinos en Riohacha, Maicao y Uribia donde es procesado y almacenado, mientras se concreta la venta y envío a otros departamentos de la Costa Atlántica, los Santanderes, Bogotá y diferentes puntos del país”, informó la Fiscalía.

De acuerdo con la empresa afectada, las perdidas por estas actividades ascenderían a 3.500 millones de pesos mensuales.

Cabe mencionar que por estos hechos fueron capturadas cinco personas que, supuestamente, hacían parte del andamiaje criminal. Una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos les imputó los delitos de hurto agravado, receptación, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito.

Por disposición del juez de control de garantías, los procesados deberán cumplir medida de aseguramiento en el lugar de residencia.

Los implicados fueron identificados como Marelvis del Carmen Gómez García y Yisneira Lara García, quienes estarían involucradas en la comercialización de la sal; Robinson Perdomo Trilleros y Didier Rodríguez, dueños de molinos; y Manuel de los Reyes García González, transportador.