Informe militar revelará si el docente secuestrado Eduardo Díazgranados fue llevado a Venezuela

Un informe de inteligencia militar, que será dado a conocer en próximos días, confirmará o desvirtuará si el docente Eduardo Díazgranados Márquez, está en Venezuela.

Como se recordará, el docente fue plagiado por hombres armados el pasado viernes 4 de septiembre junto a dos compañeros de origen wayuú, los cuales ese mismo día fueron liberados, pero a la fecha de hoy no se sabe nada sobre el paradero de Díazgranados. 

En su momento, se determinó que en el lugar conocido como Limoncito, zona rural de Maicao, el vehículo en el que se movilizaban fue detenido en un retén instalado por hombres armados sin identificación alguna.

Olga Mora, esposa de Díazgranados, explicó que “él desempeñaba labores de coordinador social en una empresa encargada de hacer consultas previas y el día de los hechos estaba haciendo las respectivas reuniones en las rancherías de comunidades indígenas”.

Tras ser retenidos, al parecer, Díazgranados, filósofo de profesión, fue separado de sus compañeros Diomedes Galván y José de los Santos Ramírez, a quienes el Ejército logró rescatar. Ellos se encargaron de contar los pocos detalles de los hechos con los que al día de hoy cuentan las autoridades y la familia del aún secuestrado. “Ellos narran los hechos donde los asaltan con armas de fuego y desde ese día, no tenemos conocimiento, ni noticias, ni rastro de Eduardo”, agrega Olga Mora.

Aunque el secuestro se produjo en la vía hacia Uribia, es decir hacia el costado contrario de la frontera, las autoridades no descartan que Díazgranados, quien fue docente y director de la Casa de la Cultura de Maicao, haya sido llevado a Venezuela.

Por el momento y según Jairo Aguilar, secretario de Gobierno de La Guajira, el Gaula del Ejército y la Fiscalía avanzan en diferentes líneas de investigación y están a la espera de que presenten los informes correspondientes.

Es de resaltar que varios consejos de seguridad se han adelantado en Riohacha y Maicao luego del secuestro del docente. “Dispusimos de una recompensa de 20 millones de pesos para recibir cualquier información y se han entregado avisos en las zonas con información sobre las recompensas”, reveló Aguilar. Posteriormente el monto de la gratificación subió a  $30 millones.