Junta Mayor de Palabreros rechaza que Javier Rojas no pueda ser juzgado por la ley indígena

Mediante un comunicado a la opinión pública, la Junta Mayor de Palabreros salió al quite a las declaraciones del abogado Luis de La Hoz López, sobre la no viabilidad de juzgar a Javier Rojas Uriana por la ley indígena.

Los miembros de esta organización calificaron las aseveraciones como “aberrantes y vergonzosas”, debido a que consideran que “en nuestra sociedad aún predomina el concepto de la superioridad cultural, fundada en el monismo jurídico y la visión eurocentrista que niega la existencia de la diversidad étnica y cultural entre los seres humanos”.

Señalan que “en La Guajira todavía existe una profunda ignorancia entre muchos profesionales y operadores de justicia, que interpretan a la cultura wayuú con la simple expresión de “usos y costumbres”, términos subjetivos que sólo se ajustan a la interpretación del comportamiento natural de los animales”.

El comunicado precisa, además, que “el pueblo wayuú se rige por un sistema de norma ancestral de carácter restaurativo y no punitivo, en cuyos preceptos jurídicos y culturales se aplica un complejo sistema de conocimiento donde se consagra que todo tipo de infracción o delito cometido por el ser humano es susceptible de ser resuelto a través de su lógica procedimental, dado que el Sistema Normativo Wayuú se basa en el principio del diálogo y la racionalidad del ser humano para dar soluciones humanas a los problemas del propio ser humano”.

Como es sabido, el líder indígena Javier Rojas fue detenido el pasado 29 de marzo por miembros de la Fiscalía General de la Nación y enviado a Bogotá acusado de la presunta comisión de delitos administrativos a través de un convenio realizado entre la Fundación que dirige y el Incoder.

“El abogado pretende asimilar el sistema organizacional wayuú a la estructura del ‘Resguardo Indígena’ y a la figura del ‘Cabildo Gobernador’, lo cual fue adoptado por los pueblos originarios de la región del Cauca y con lo cual se desconoce totalmente las instituciones políticas, jurídicas, militares, espirituales y ambientales, que hacen del pueblo wayuú un grupo humano diferenciado e integral en sí mismo”, se lee en el escrito.

En entrevista con Guillermo Ojeda Jayariyú, coordinador general de la organización, expresó que “la arrogancia del mundo occidental” sigue desconociendo la lógica de los sistemas de justicia de los pueblos originarios, lo cual “nos mantiene anclados en una sociedad enferma y sedienta de venganza, donde es mucho más importante invertir en la construcción de cárceles para castigar al individuo que construir escuelas para educar al niño”.

En ese sentido, invitó a Luis de La Hoz López a participar de un debate público y respetuoso sobre justicia comparativa y sobre la propia jurisprudencia en Colombia, dado que “los preceptos jurídicos del Sistema Normativo Wayuú garantizan no sólo el ejercicio de los derechos humanos, sino también los derechos no humanos de la naturaleza en forma integral, con lo cual podemos garantizar la vida de la especie humana en el planeta tierra”.

Por otro lado, el palabrero Andrónico Urbay Ipuana aseguró que a través del comunicado también enviaron “una voz de respaldo y solidaridad a la familia clanil Ulianayuú”, para que la situación jurídica del líder Javier Rojas Uriana sea resuelta a través de un análisis intercultural.