Lo que el desierto o el mar se llevó: 7 de años de la desaparición del español Borja Lázaro en el Cabo de la Vela

El Cabo de la Vela vive este 2021 un resurgimiento en lo económico luego de un difícil año por la pandemia del Covid-19.

La gran mayoría de los residentes de este corregimiento turístico, perteneciente a Uribia, viven de todo el andamiaje de la vida relacionada con el turismo.

Desde los adolescentes, los adultos, las mujeres, los pescadores, casi un 98% de los residentes del Cabo de la Vela viven de todo lo que produce el turismo en la zona turística, ubicada a 45 minutos de Uribia.

No obstante, este 8 de enero de 2021 se cumplen 7 años de la extraña desaparición del fotógrafo español Borja Lázaro.

Borja Lázaro había llegado al departamento de La Guajira a disfrutar los bellos paisajes y las espectaculares playas del Cabo de la Vela.

Tuvo tiempo para compartir con varias comunidades wayuú del sector, además para realizar varias fotografías con sus equipos de alta tecnología.

“La última vez que lo vieron fue un 8 de enero compartiendo con turistas chilenos y colombianos. Todos entregaron la versión que habían compartido con él, tomaron mucho licor y posteriormente no supieron más nada de él”, sostuvo una fuente que recuerda aquel primer momento que inició la investigación.

Tras conocida la desaparición de Borja Lázaro, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación desplegaron un operativo en toda el área del Cabo de la Vela.

Realizaron indagaciones en más de 100 comunidades wayuú. Además de indagaciones para determinar las últimas 12 horas con vida de Borja Lázaro, sin embargo y pese a toda la parafernalia investigativa y con tecnología de punta, sólo se pudo establecer que al ibérico literalmente se lo ‘tragó’ la tierra en alguna zona desértica de la zona, o en su defecto, se lo tragó el mar.

“Se manejaron dos posibles situaciones que pudieron, presuntamente, haberse suscitado. Esto obviamente con posibilidades y no como algo en concreto u oficial. Una de ellas fue la que Borja, bajo los efectos del alcohol, fue a aventurarse en el desierto y habría perecido por no poder regresar a su lugar de origen. Se manejó una posible versión que habría muerto de sed y hambre. No obstante, esta versión que no tuvo mucha fuerza pues el cuerpo nunca fue hallado. La otra información que se manejó fue la que Borja Lázaro habría ingresado al mar, en medio de la ingesta de licor, donde se habría ahogado, pero esta versión está sujeta a que el cuerpo nunca fue hallado. También se habló que habría sido devorado, supuestamente, por tiburones. No obstante, dichas informaciones solo fueron especie de móviles por determinar teniendo en cuenta la presión para poder entregar resultados a la investigación”, reveló una fuente.

De hecho, el Gobierno español envió unos investigadores para apoyar a los investigadores en Colombia y poder avanzar en la investigación.

“La desaparición de Borja Lázaro fue algo indescifrable. Por más que se ha tratado de llegar a fondo en la investigación por parte de la Fiscalía colombiana y unos investigadores que llegaron de España ha sido imposible de resolver. Pero la verdad no hay nada en concreto”, sostuvo un investigador que conoció detalles de todo el proceso.

Por su parte, los familiares de Borja Lázaro este 8 de enero en Vitoria, España, siguen esperando noticias alentadoras sobre su paradero.

“Estamos como el primer día, no hay ninguna noticia nueva, ni una sola pista. La interlocución con la embajada ha mejorado. La investigación sigue abierta, pero no ha avanzado. Hemos mantenido contacto con las autoridades colombianas, con la Fiscalía, dicen que la investigación está abierta. La familia sigue aquí y lo seguiremos buscando”, dijo su hermano Sergio Lázaro.

Cabe recordar que entre algunas de las pistas que llegaron a obtener las autoridades es que Borja Lázaro no tuvo la intención de abandonar el Cabo de la Vela, pues sus elementos de trabajo y pertenencias fueron halladas en el sitio de alojamiento en el que se encontraba.

“Estaban computadores, cámaras, dinero, ropa, entre otros elementos. Esto quiere decir que no tuvo la intención de irse”, sostuvo una fuente.

Otro hecho que marcó la investigación es que Borja Lázaro habría sido objeto de alguna droga o somnífero por parte de supuestos atracadores.

Es de mencionar que una persona similar a Borja Lázaro fue hallada en San Juan Cesar, la cual tenía rasgos parecidos, pero las autoridades confirmaron que no se trataba de este, pese a que estaba desorientado.