Misteriosa desaparición de un joven de 29 años en el municipio de Villanueva

En un misterio se ha convertido la desaparición del joven de 29 años Jean Carlos Guerra Rizo, quien salió de su residencia ubicada en la calle 17

del barrio José Galo Daza de Villanueva y hasta la fecha se desconoce su paradero.

Al parecer el joven salió desde la cinco de la mañana del pasado jueves hacia la zona rural. Vestía un pantalón manchado, chanclas y suéter azul y cargaba un morral en su espalda.

“Desde ese momento no se sabe de él”, relató  María Belén Guerra Rizo, hermana del desaparecido.

Asimismo, señaló que por eso se dirigió hasta la finca de propiedad de ‘Mingo’ Cabana a preguntar por su paradero, toda vez que Jean Carlos “se encontraba allí recogiendo algodón”.

“Yo me acerqué el viernes, decidí emprender la búsqueda hacia abajo, no lo encontré y una persona en una finca nos dijo que lo habían visto pasar para abajo temprano”, anotó.

Por eso motivo extendió la búsqueda a la Defensa Civil, quienes también han obtenido una negativa respuesta.

“Logramos llegar hasta Villa Durán, en la finca del señor Miguel Guerra, entramos a La Esmeralda, Los Zanjones y dimos la vuelta por toda La Novedad y tampoco tuvimos una respuesta y en vista del resultado decidimos hablar con la Defensa Civil para que nos acompañaran en la búsqueda”, dijo.

Ya en el recorrido con el organismo de socorro, se dividieron por la zona para continuar.   

“Vimos unos goleros arriba en un árbol y debajo había llamas, como que estaban quemando algo y uno de ellos comenzó a escarbar la pila y salieron varios huesos pequeños y grandes y varios de estos huesos los envolvimos en una bolsa y lo trasladamos hasta la casa, yo me dirigí hasta la vivienda de la finca y estaba sola”, mencionó la hermana del joven desaparecido.

Continuó diciendo que el día siguiente, sábado 23 de febrero, llegaron nuevamente a ese lugar y estaba el Ejército.

“Seguimos esculcando y encontramos más restos de huesos y decidimos llamar a la Policía y miembros de la Sijín, ellos indagaron a la persona que estaba en la finca, se le mostró la fotografía y dijo que sí lo conocía, que habían quemado carbón juntos y le preguntamos que si lo había visto y dijo que no”, agregó.

María Belén Guerra Rizo puntualizó que le preguntó a la persona de la finca qué quemaba y este le respondió que basura.

“Él me dijo que era basura y le volví a preguntar qué era lo que estaba más adelante y me dijo que en la finca aledaña se mueren algunos semovientes y yo quemé un animal allí, no le discutí y me devolví”, expresó.

Sin embargo, pese a toda esta búsqueda por la zona rural del municipio, aún no tiene respuesta sobre el paradero de su familiar.