Padres de familia se tomaron instalaciones del Centro Etnoeducativo del Cabo de la Vela

de la sede principal del Centro Etnoeducativo de esa población en protesta y como rechazo a la escogencia que hicieron 9 autoridades tradicionales de la zona a la nueva rectora del plantel.

La manifestación mantuvo a más de 50 estudiantes internos y varios docentes sin poder salir, ya que fueron puestos cadenas y candados en las puertas.

La inconformidad se presentó luego de haberse realizado el 20 de febrero una reunión en las instalaciones del centro de enseñanza en la que estuvieron presentes 11 autoridades tradicionales de la zona y con injerencia en la escogencia de la nueva directiva. Además estuvieron presentes Hilduara Barliza en su calidad de directora nacional de Etnias del Ministerio del Interior; Juan Guerra Freyle, líder de gestión del sector educativo; Carlos Rangel Camacho, personero municipal y María de los Remedios García, en representación de la Mesa de Concertación.

En la misma reunión fueron 9 las autoridades tradicionales que representan la mayoría que dieron el aval a la licenciada Sol María Briceño González, quien no ha podido asumir sus funciones por el rechazo que generó su escogencia.

Este hecho ha causado preocupación a la administradora Temporal del sector Educativo de La Guajira y de los municipios de Maicao, Uribia y el Distrito de Riohacha, quien han manifestado que a los estudiantes se les está vulnerando el derecho a la educación. Al cierre de esta edición los padres de familia mantenían la toma al centro etnoeducativo, exigiendo que mantengan a Leinys Palacio Bernier como rectora y la presencia de la gerente de la Educación, Alba Lucía Marín.