Pequeños comerciantes de Albania denunciaron que en puestos de control “no los dejan trabajar”

Viajar a Maicao para buscar un bulto de níspero, naranja o 20 kilos de pescado para ser vendido en Albania, se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los pequeños comerciantes, a quienes los agentes de la Policía Fiscal y Aduanera y el Ejército les decomisan la mercancía.

La información fue dada a conocer por los afectados, quienes indican que les fueron decomisados 20 kilos de pescado que llevaban en sus cavas para ser comercializados en la cabecera municipal, producto que, según las autoridades, es de contrabando porque es vendido en Maicao.

Pero lo que llamó más la atención de los comerciantes y dirigentes del municipio es que mientras decomisaban el pescado, “varias camionetas cargadas de combustibles pasaban por el frente del puesto de control, sin que los agentes las detuvieran”.

“Uno no se explica qué está pasando, por qué al pequeño comerciante sí lo atacan y al grande no lo molestan. Este es nuestro rebusque, pero ahora estamos amarrados y sin saber qué hacer”, indicó uno de los afectados quien no pudo recuperar el pescado porque debía llevar factura.

Cabe indicar que en esta vía que une al municipio de Albania con Maicao, existen más de 5 puestos de control y aún así es la vía más insegura, según afirman los usuarios y conductores.

“Muchas veces nos han agarrado los carros a tiros los delincuentes y cuando uno acude a las autoridades ellos nos indican que esa no es su responsabilidad, que la misión de ellos es controlar el paso del contrabando”, expresó un conductor.

Ante esta situación, los comerciantes han optado por viajar a Valledupar, Barranquilla o Santa Marta, en donde pese a que los productos salen un poco más costosos, los controles al pequeño comerciante son menores.