Por falta del servicio de energía, comunidad bloquea la vía Riohacha – Valledupar

Alrededor de 300 familias de tres barrios de la Comuna 10 de Riohacha se encuentran desde hace una semana sin el servicio de energía, motivo por el cual se tomaron la vía que comunica de Riohacha a Valledupar.

Con troncos, llantas y motocicletas estacionadas, los ciudadanos no permitieron el paso de transeúntes y automotores por un lapso de aproximadamente 6 horas. Los barrios afectados son Los Trupillos, Las Marías y Jorge Magdaniel, que desde el pasado domingo las fuertes lluvias provocaron daños en las líneas de energía del sector. 

Briner Muñiz, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Marías, explicó que la empresa prestadora del servicio les está solicitando el pago de unas facturas vencidas por aproximadamente 300 millones de pesos, monto que estas personas se rehúsan a cancelar ya que la mayoría son de escasos recursos.

“Ya hemos hablado con la empresa y la administración, nos dicen que para el servicio sea restablecido paguemos, pero nosotros no tenemos la facilidad económica, hay varias madres cabeza de hogar y algunos desplazados que lo único que tienen es el día a día para vivir”, señaló el líder comunal.

Además, la comunidad manifiesta que mediante documentos han solicitado una mesa de diálogo con alcaldesa encargada, pero esta ha aplazado el encuentro en varias oportunidades.

“Pasamos hasta un derecho de petición y no hay respuesta, al ver que nadie se preocupa por nuestra situación decidimos tomarnos las vías y no nos vamos a retirar hasta que nos solucionen el inconveniente”, aseveró Briner Muñiz.

Cabe mencionar que en la zona se encuentra un Centro de Desarrollo Integral, el cual paralizó su funcionamiento por la falta del fluido eléctrico.

“No hay Luz, por ende no funcionan los abanicos y hace mucho calor, tampoco hay como licuar las frutas o refrigerar los productos, por ello dejaron de darle la comida a los infantes”, añadió el Presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Marías.

Hasta el lugar del bloqueo llegaron miembros de la Policía Nacional, quienes intentaron mediar con la comunidad el levantamiento de la manifestación pero eso no fue posible.