Presidentes de las Juntas de Acción Comunal del corregimiento La Peña y de un barrio de Villanueva denuncian amenazas

Amenazas de muerte denunciaron recientemente dos líderes comunales, uno del corregimiento La Peña en San Juan del Cesar y otro del barrio Las Marías en el municipio de Villanueva.

Enrrique Mendoza y Roider Murillo Pérez, vienen manifestando públicamente que han sido víctimas de intimidaciones por parte de grupos delincuenciales. 

De acuerdo con la información publicada por el blog noticioso ‘Gente, cultura y pueblo’, el presidente de la JAC del corregimiento La Peña, área territorial de San Juan del Cesar y presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del municipio, viene siendo objeto de amenazas por medio de llamadas telefónicas.

La situación se estaría presentando desde el 18 de diciembre del 2018, según el dirigente, por parte de un grupo que se denomina ‘Los urabeños”.

Enrrique Mendoza le dijo al blog informativo, que los victimarios le pidieron que desocupara la población o atentaban contra su vida y que además las amenazas tienen carácter extorsivo porque también le han exigido dinero y lo señalan de ser “sapo del Ejército y la Policía”, por lo que instauró la respectiva denuncia ante la Fiscalía General de la Nación.

Asegura Enrrique Mendoza que hasta el momento   no le han asignado un esquema de seguridad, a pesar de la delicada situación que se ha presentado en los últimos meses con los líderes sociales en todo el país.

En Villanueva

En declaraciones que el presiente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Marías del municipio de Villanueva, Roider Murillo Pérez entregó a Diario del Norte, también denuncia que ha sido objeto de amenazas.

El joven líder afirma que por varios medios ha sido intimidado y que ya en una ocasión sufrió un atentado criminal, recibiendo dos disparos de los que resultó ileso.

Murillo Pérez considera que el origen de las advertencias de muerte provendrían de un grupo expendedor de sustancias alucinógenas, por lo que también está a la espera de que las autoridades tomen medidas tendientes a garantizarle la vida.