Se cumplió proceso de desalojo de los predios El Juguete y El Consuelo en Conejo, Fonseca

Los terrenos al parecer venían siendo invadidos por familiares del médico Gregorio Marulanda Araron, quien denunció el caso.

En el momento de efectuarse el procedimiento de restitución, el cual se realizó en presencia del inspector Central de Policía, Bretner Cataño Rincones, y el abogado defensor Gilbert Daza Cuello, solo hizo presencia el campesino Orlando José Carrillo, quien no se opuso a la diligencia y se retiró voluntariamente. Por ello pese a estar haciendo parte de la delegación, no fue necesaria la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

La acción judicial estuvo acompañada también por el personero Carlos Mario Cabana; la comisaria de Familia, Tatiana Mejía; funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y miembros de la Policía Nacional.

A su vez Rafael Marulanda, cabeza de la familia que ocupaba la finca, dijo que por poseer títulos del bien raíz y certificado de libertad y tradición en regla, lo invadirán nuevamente.

“Nosotros somos los legítimos dueños”, señaló, a la vez que dijo que darán parte de lo ocurrido a la Procuraduría, la Defensoría y la Unidad de Restitución de Tierras.

Cabe mencionar que los predios pertenecieron a quienes se encontraban en él, los cuales están exigiendo su reposición porque tuvieron que abandonarlos al ser víctimas del conflicto armado, que los obligó a desplazarse y refugiarse provisionalmente en Venezuela, dejando el terreno en manos de su tío, el médico Gregorio Marulanda y sus hijos, quienes hoy alegan que ahora son de ellos porque los adquirieron en calidad de compra.