Secuestran a un abogado bogotano en el municipio de Uribia

Se conoció que Natclaren es abogado y es el encargado de manejar la dirección del área social de asuntos étnicos de la empresa Jemeiwaa Kai con las comunidades wayuú de las zonas de Irraipa, Casa Eléctrica, Carrizal, Jotomana, dentro de la jurisdicción del corregimiento del Cabo de la Vela, en el tema de la energía eólica, todas pertenecientes a la zona rural del municipio de Uribia.

Según una fuente, cuando el funcionario y algunos empleados llegaban de realizar talleres en la comunidad de Jotomana, aproximadamente a las 6 de las tarde, arribaron hombres con armas de corto alcance y peguntaron de forma amenazante por Manuel Natclaren, quien en eso momentos estaba al interior de su oficina.

Según testigos, se lo llevaron en un vehículo de manera forzada con rumbo desconocido. Sin embargo, extraoficialmente se estableció que la camioneta de marca Toyota Fortuner, de color negra y placas venezolanas AA112SR en la cual lo raptaron, fue hallada abandonada debido a la presión que ejercieron las autoridades en la vía que de la zona urbana de Uribia comunica hacia el Cerro de la Teta.

Se determinó que la Policía en conjunto con el Ejército Nacional y organismos de inteligencia adelantan operativos para poder dar con el paradero del hombre plagiado. Además, en medio de un consejo extraordinario de seguridad por parte de la administración local y las autoridades, se ofrece la recompensa de 50 millones de pesos a quien suministre información para dar con el paradero del abogado.

Por su parte el gobernador encargado de La Guajira, Wilson Rojas rechazó el secuestro del abogado y solicitó a las autoridades de Policía, Ejercito y Fiscalía desplegar todos sus esfuerzos para dar con la captura de las personas responsables del hecho.

Solicitó también a la comunidad su apoyo, en el sentido de suministrar información que permita a las autoridades avanzar en la investigación, al tiempo que informó que desde el Gobierno nacional se ha desplegado todo un operativo para lograr el rescate sano y salvo al seno de su hogar.