Un menor muerto y dos hospitalizados por intoxicación en una comunidad wayuú en Monguí

Consternación se vive en el corregimiento de Monguí, zona rural de Riohacha, por la muerte de un niño de 7 años de edad por intoxicación y el mal estado de sus hermanitos de 3 y 5 años.

El menor fallecido fue identificado como Cristian Cabarcas Gómez, natural de Riohacha, quien fue trasladado hasta la Clínica Anashiwaya, donde médicos informaron que falleció producto de una intoxicación.

Mientras tanto sus hermanos Luis Mario y José Santiago, de 3 y 5 años respectivamente, son tratados en el mismo centro médico.

Un informe inicial de la Policía de Infancia y Adolescencia reveló que los niños son de una comunidad wayuú llamada Los Olivos, ubicada a la altura del kilómetro 45, entre Riohacha y Monguí.

A las afueras de la clínica, el padrastro de los menores, en medio de lágrimas, explicó lo ocurrido.

“Lo único que tengo que decir es que a los niños les gusta jugar mucho con las tapas de los envases de gaseosa, recogen entre 25 o 50, yo me pongo a jugar con ellos y hacen figuritas y de lejos le tiran piedras”, afirmó Lácides Uriana.

Además indicó que todo se presentó en cuestión de segundos. “Ellos habían comido y se pusieron a jugar. Al rato en la mesa habían unos pedazos de yuca y les digo vamos a comerlos y comemos todos, como a los 15 minutos ellos empezaron a convulsionar, más que todo el mayor, pero me dice el médico que llegó sin signos vitales”, contó el padrastro.

Y mencionó que los galenos aún desconocen porqué se produjo la intoxicación.

“Los otros niños quedaron en la casa, pero al ver que estaban convulsionando y vomitando yo los traje a la clínica, solamente se me ocurrió traerlos. Los médicos a ciencia cierta no tienen idea, solamente les dije que se habían intoxicado por ingerir yuca, pero si fuese eso a nosotros nos hubiese pasado algo”, dijo Lácides Uriana.

Miembros del CTI de la Fiscalía seccional Riohacha se encontraban realizando la inspección del cuerpo del menor fallecido, no obstante aún no se sabía si el procedimiento iba a continuar teniendo en cuenta las costumbres de la etnia wayuú.

Cabe mencionar que se maneja la hipótesis de que uno de los envases recogidos por los menores, hubiese estado contaminado con cualquier químico, lo que pudo provocar la intoxicación.