18 días de huelga y aún no se logra acuerdo entre Cerrejón y Sintracarbón

El presidente del Sindicato de Trabajadores del Carbón, Igor Díaz, integrante de la mesa negociadora del conflicto laboral con Cerrejón, dio detalles lo que han sido estos 18 días desde el inicio de la huelga el pasado 31 de agosto.  

Aseguró que luego del anuncio de los ministros de Trabajo Ángel Custodio Cabrera y Minas, Diego Mesa, junto con el gobernador Nemesio Roys, se acordó una reunión con ambas partes.

“El sábado pasado de acuerdo al anuncio que hicieron los ministros de Minas, Trabajo y el gobernador, el Ministerio hizo el trabajo de coordinar con ambas partes, empresa y sindicato, una reunión que fue dirigida por la viceministra (Ligia Stella Cháves Ortiz) y un funcionario del despacho del ministro que nos invitó a ir a la mesa de diálogos para buscar una salida al conflicto”, dijo.

Precisó que se planteó una hoja de ruta que constaba de una reunión por separado con la empresa y el sindicato, con el gobernador y luego en conjunto.

“Nosotros avalamos la hoja de ruta con unas anotaciones como que las reuniones fueran presenciales, que se hablara de turnos ampliamente y no solo el que Cerrejón quiere imponer y además que se discutiera el enfoque y las peticiones y no la denuncia de la convención colectiva”, señaló.

No obstante, Díaz afirmó que la compañía envió una carta (al Ministerio) planteando sus criterios.

“No avalan la reunión con el gobernador, entiendo que se enfocan en la denuncia de la convención colectiva que hicieron para eliminar puntos igualmente plantean que el turno no es negociable y que no hablarían de esa técnicas y finalmente de eso depende la negociación”, agregó.

Ante esto, el sindicalista manifestó que hasta este punto, entiende que la compañía carbonífera está “en la misma posición que generó la huelga”.

“El Ministerio debe estar evaluando definir qué hacer entre mañana y pasado. Porque si hay una intervención de ellos tiene que ser a partir de la propuesta que hicimos ambas partes. Nosotros avalamos que hayan terceros que puedan intervenir en las diferencias y la empresa habla que quiere exclusivamente una mesa técnica para adecuar el turno que ella quiere imponer”, dijo.

Consideró que este tipo de diferencias es en las que el Ministerio tiene que empezar a trabajar, para finalmente poder llegar a un acuerdo.